fbpx
Deporte HidalgoLa Copa

A un año del logro de Gayosso en Lima 2019

Hace un año, por primera vez en la historia, un hidalguense era condecorado como uno de los mejores velocistas sobre silla de ruedas en el continente.

Alexis Gayosso Zarazúa tiene latente la tarde del 27 de agosto de 2019, fecha en la que se erigió como una promesa para el olimpismo azteca y hace un año, el 28, cuando se oficializó, con la entrega de la presea de plata.

Gayosso rememora todo el proceso que vivió para aspirar a estar en el proceso a Lima 2019. Abundó que fue un par de años antes cuando se le ofreció la posibilidad de ingresar en la selección nacional, y a partir de ahí, pugnar por competencias internacionales.

El inicio no fue fácil, aunque visitó distintos puntos del país y del continente, hasta que, a inicios de 2019, logró la primera parte del objetivo.

“Fui a una competencia en Estados Unidos y ante la ausencia de mi entrenador, quien estaba en Europa, dimos todo lo que teníamos para obtener ese boleto a Lima y poco después hicimos lo propio para los 400 metros”, dijo.

Una vez logrado el primer paso, reconoció que tuvo un pequeño lapso de relajación, pues sabía que la presión se eliminó y estaría en Perú.

“En realidad solo duró una semana (la relajación), porque enseguida nos pusimos manos a la obra y comenzó la planeación para llegar de la mejor forma a Lima, porque siempre nuestro objetivo fue estar entre los primeros sitios”, abundó.

Tras un trimestre en el que los entrenamientos eran cada vez más exigentes, incluso presentó lesiones, arribó a Sudamérica, con los nervios de todo debutante y que arrastraba desde 15 días antes.

El 26 de agosto se dio su presentación en la máxima justa deportiva continental y lo hizo en los 400 metros, prueba en la que a pesar de sus esfuerzos, se ubicó en el quinto peldaño.

“No me preocupó el resultado porque sabía que la otra prueba era mi especialidad. Miré la carrera hasta las dos de la madrugada y me gustó lo que hice. Estaba decidido a ir por la medalla”, declaró.

El de Zempoala se presentó en la Villa Deportiva Nacional (Videna) de Lima al día siguiente, ataviado en una playera verde con unas líneas negras en el centro y un casco gris, dispuesto a escribir su historia de éxito. No erró. A las 18:20 horas locales sonó el disparo de salida y en el carril ocho la ilusión de Alexis partió.

El joven de 21 años peleó palmo a palmo por la presea dorada con el brasileño Ariosvaldo Fernandes, y tras un cierre de fotografía, se dio de forma preliminar al carioca como ganador, tras cronometrar 15:44 segundos, dos centésimas menos que el hidalguense.

A pesar de ello, siguieron las dudas, y fue hasta el día siguiente, el 28, cuando el comité organizador hizo oficial la plata para Alexis y un lugar en la historia del deporte de Hidalgo.

“Es el mejor momento de mi vida. Los primeros 50 metros me enfoqué en mí y después traté de asegurar el oro, pero aun así estoy contento porque demostré que todo lo hecho desde 2012, cuando inicié en esto, había rendido frutos”, comentó.

Ahora, Alexis espera el regreso a la pista para pugnar por un sitio en el escalafón máximo: los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

Le transformó la vida

El atleta hidalguense Alexis Gayosso Zarazúa sabe que con los éxitos deportivos llegan otros en distintos hábitos y reconoce que tras la presea plateada durante Lima 2019, hubo una transformación en algunos aspectos.

El originario de Zempoala acotó que, una vez que se colocó en el segundo puesto continental en los 100 metros planos, recibió un poco más de atención desde distintos frentes.

“Sí, hubo algunas modificaciones en mi entorno, pero son entendibles. De repente la gente misma comenzó a tener más interés en lo que hago y se acercó más a mí, pero creo que al contrario de lo pasa en algunos casos, supe que debía quedarme con quienes estuvieron conmigo, antes de que esto sucediera”, dijo.

Indicó que es agradecido con lo que le ha llegado tras el metal continental, pero que la sencillez es su bandera y no la cambiará.

“Sé lo que cada una de las personas me han aportado en todos los aspectos de la vida y no puedo dejarlos de la noche a la mañana. Yo sigo juntándome con quienes lo hacía antes de estar en selecciones, y me he mantenido en esa línea de no cambiar en algunos aspectos que son importantes”, comentó.

Gayosso Zarazua está consciente que con el respaldo de su entrenador y todas las personas que forman parte de su entorno cotidiano podrá conquistar su siguiente meta: obtener un boleto para los Juegos Paralímpicos Tokio 2021. “Sé que con ellos lo voy a lograr, no me quedan dudas”, cerró.

Casco, toque especial

Alexis Gayosso Zarazúa rememora que el detalle que hubo durante la obtención de la medalla de plata de los 100 metros planos en la categoría T53 durante los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 fue el casco.

El atleta indicó que usó un casco gris durante la carrera más importante de su vida, pero comentó que se debió a una motivación personal.

“Fue mi primer casco. En realidad, es el que he tenido desde que empecé en esto y tiene ya casi ocho años que lo tengo y fue un aliciente más para alcanzar una medalla”, dijo.

El de Zempoala indicó que a pesar de que le entregaron uno especial para la competencia, él decidió usar el propio en el escenario más importante en el que ha estado.

“Representó mucho para mí, porque ese casco significa el cúmulo de esfuerzos que he hecho para llegar hasta aquí. En Lima tuve la posibilidad de elegir cómo quería vestir y el primer día usé una protección negra con blanco porque sabía que el día importante iba a tener el especial”, abundó.

Indicó que, a pesar de algunos comentarios de los compañeros sobre el aspecto de la indumentaria, lo seguirá usando, pues le rememora lo que ha pasado. (Luis Carlos León I Pachuca)

Luis Carlos León I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button