fbpx
Catar 2022La Copa

A retomar el paso hacia el sexto título


Neymar ya patea con ambas piernas, trota y salta para cabecear. Y sonríe. A la espera del aval médico, Brasil se ilusiona con poder contar con su 10 para el choque de hoy (13:00 horas) contra Corea del Sur, en octavos de final del Mundial de Catar.

El retorno de Ney parece muy cercano luego de ausentarse del triunfo contra Suiza (1-0) y el revés contra Camerún por un esguince en el tobillo derecho sufrido en el debut victorioso contra Serbia (2-0).

Tite confirmó este domingo que jugaría. Pero luego reculó y dijo que dependerá de que en la tarde haga un buen último entrenamiento antes del juego, y del visto bueno de los médicos. Si ambas condiciones se cumplen, sería inicialista.

El ganador de la llave chocará en cuartos con el triunfador entre Japón y Croacia, que se enfrentan a las 9:00 horas.

Aunque pasaron líderes de la zona y contra los africanos alinearon un equipo B, la pérdida de una imbatibilidad de 17 partidos (14 victorias, tres empates) y el saberse vulnerables prendió alarmas.

La reacción de los derrotados: confiar en la presencia de Ney para retomar el paso firme hacia el sexto título mundial.

La ofensiva brasileña quedó en entredicho al término de la primera fase. Apenas marcó tres tantos, registrando su peor desempeño goleador en esa ronda desde Argentina 1978, cuando anotó dos.

El regreso del 10, entonces, se plantea clave para oxigenar el frente de ataque e inyectar moral a un equipo acostumbrado a vencer.

Su probable presencia está acompañada de otra buena nueva: Danilo está recuperado de una dolencia en el tobillo izquierdo; sin embargo, ocuparía la banda izquierda debido a las lesiones de los marcadores de esa zona.

Alex Sandro aún no se recupera de un problema muscular en la cadera sufrido ante Suiza y Alex Telles está fuera del Mundial por una dolencia en la rodilla derecha.

La formación de una retaguardia sólida, una de las claves del poderío brasileño, será vital para contrarrestar la peligrosa ofensiva de la Corea del Sur del luso Paulo Bento.

Aunque están motivados después de pasar de ronda tras vencer al Portugal (2-1) de Cristiano Ronaldo, los coreanos se han quejado del poco tiempo de descanso entre ese juego y el de octavos (72 horas).

Contra los portugueses, Corea dispuso de todas sus armas para el cierre de la primera ronda, a diferencia de Brasil, que puso a la B.

 

 

AFP | Doha

 

Noticias relacionadas

Back to top button