fbpx
Fin de Semana

Zempoala, un pueblo con mucha magia

Un lugar con historia, tradición y belleza para quienes gustan de los recorridos


Zempoala es el nuevo Pueblo Mágico que Hidalgo ofrece a México y el mundo. Y no es para menos, pues cuenta con un ambiente relajado, con historia, tradición y belleza para quienes gustan de los recorridos por sus construcciones coloniales, hermosos paisajes, así como los platillos con productos derivados del maguey.

El primer lugar que encontrarás al visitar Zempoala, a unos 20 minutos de Pachuca, es la plaza Independencia, que hoy en día está decorada con guías de colores sostenidas desde el Kiosco de estilo porfiriano. Este espacio fue fundado en 1557 tras una donación de tierras por el segundo alcalde de Zempoala y con la llegada de la Congregación de Todos los Santos de los frailes franciscanos.

En un recorrido por el lugar, Eduardo Reyes, coordinador de guía de Turismo municipal, comentó que aquí también se encuentra la llamada Paloma de la Paz, una estructura metálica que se creó como resultado del programa que se llamó México sin armas, elaborada con una donación del ejército nacional mexicano.
Entre los grandes atractivos de Zempoala se encuentran sus 19 haciendas, de las cuales, 18 fueron productoras de pulque y la única que se encuentra en la cabecera municipal, Casa Grande, se dedicó al comercio como
tienda de raya.

En la zona hay 10 iglesias de los siglos XVI y XVII. Una de ellas es el exconvento de Todos los Santos, que inicialmente estuvo ocupada por la orden de frailes agustinos y a la que posteriormente llegaron los franciscanos, junto con fray Francisco de Tembleque, originario de Toledo, España.

En Hidalgo, posibles lluvias aisladas para este miércoles

El aporte del padre Tembleque fue la construcción de la obra hidráulica más importante en América, el acueducto de 42.280 kilómetros de extensión, desde Zempoala hasta Otumba, Estado de México. El trabajo de construcción se hizo con el esfuerzo de 400 indígenas durante 17 años y terminó en 1570.

Para conocer un poco de las haciendas de la zona, visitamos dos que se encuentran a pocos minutos de la cabecera municipal.

La hermosa hacienda San Juan Pueblilla abarca 50 hectáreas y fue edificada en 1880. En sus inicios se dedicaba a la producción de pulque y hoy en día a la producción de cerveza artesanal (popular en diferentes partes de México), hospedaje y eventos. Este lugar es un verdadero deleite, pues entre sus habitaciones se percibe la historia, la mexicanidad y el legado para quienes decidan visitarla. Redes sociales: Hacienda San
Juan Pueblilla.

Graban MasterChef Polonia en hacienda de Zempoala, Hidalgo

Otra de las haciendas que visitamos fue Zontecomate, que toma su nombre de una pequeña elevación situada al poniente de la hacienda, hoy conocida como cerro del Tompiatillo. Su nombre antiguo fue Tzontecomatepetl, que deriva de las raíces náhuatl tzontecomatl, que significa cráneo o calavera, y tépetl, que significa cerro; es decir, Cerro de la calavera.

Esta construcción del siglo XVIII fue productora de pulque a finales del siglo XIX para distribuirlo a Ciudad de México. Hoy en día es sede de eventos sociales y culturales, pues cuenta con un jardín principal, así como salones, habitaciones y una capilla. Cabe señalar que la vista desde la terraza de este lugar es espectacular, sobre todo al caer la tarde. Facebook: Hacienda Zontecomate.

Y después de visitar estos lugares, no podemos dejar de recomendar los platillos de la gastronomía local, pues muchos se basan también en el maguey, como el ximbote y la sopa de nopal. Para degustar, hay nueve restaurantes donde se encuentran estos productos.

Atractivos llenos de curiosidades

Zempoala deriva su nombre del náhualt zempoalli, que significa veintes. Su nombre, entonces, es porque cada 20 días había un mercado extenso; hoy en día se pone cada 9 días y ofrece gastronomía, artesanías y canasta básica.

Entre los grandes atractivos de Zempoala se encuentran sus 19 haciendas, de las cuales, 18 fueron productoras de pulque y la única que se encuentra en la cabecera municipal, Casa Grande, se dedicó al comercio como tienda de raya.

En la zona hay 10 iglesias de los siglos XVI y XVII. Una de ellas es el exconvento de Todos los Santos, que inicialmente estuvo ocupada por la orden de frailes agustinos y a la que posteriormente llegaron los franciscanos, junto con fray Francisco de Tembleque, originario de Toledo, España.

Zempoala tiene una de las obras hidráulicas más importantes de la historia: el acueducto del padre Tembleque, de 42.280 kilómetros de extensión, desde Zempoala hasta Otumba, Estado de México.

 

Sara Elizondo I Pachuca

También te puede interesar Recibe Zempoala denominación oficial como Pueblo Mágico

Noticias relacionadas

Back to top button