fbpx
Fin de Semana

Tradición tlachiquera


Una de las tradiciones más arraigadas en diferentes zonas de Hidalgo es la elaboración del pulque. En la comunidad El Nopalillo, Epazoyucan, hay una familia de cuatro generaciones en que mujeres se dedican a la extracción de aguamiel.

Hace más de 70 años comenzó el trabajo de la familia, que cuenta con plantíos de maguey y se dedica al cuidado de la planta, la extracción del aguamiel y la elaboración del pulque.

Históricamente, la extracción de aguamiel ha sido una labor de hombres, ya que las mujeres no podían entrar a los tinacales porque se decía que el pulque se echaba a perder. La razón real es que sus perfumes o cremas tenían impacto en la bebida. Ahora se sabe que cualquiera que entre al tinacal debe estar libre de esos productos. Florencia Montiel, quien se ha dedicado a la producción, recuerda que la tradición del pulque hecho por mujeres comenzó con su bisabuela Rosario León Vera, siguió con su abuela Catalina León y ahora está en manos de su papá, Francisco Montiel.

Pero en esta labor participaban todos, no solo los adultos. “De niños nos mandaban a levantar el aguamiel del maguey con acocotes pequeños temprano, antes de irnos a la escuela”, comenta Florencia.

Hace más de cinco décadas, estas familias abastecieron de pulque a la Vega de Metztitlán, Texcoco, Mineral del Chico, Real del Monte, Atotonilco. A los últimos tres todavía se les envía la bebida.

“Es un orgullo, porque el pulque tiene muchas propiedades y da muestra de nuestras raíces”, dice Florencia Montiel.

 

 

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button