fbpx
Fin de Semana

Tradición pulquera


La llamada bebida de los dioses, el pulque, se encuentra en lugares como Santa Mónica, Nopalillo y Guajolote, en Epazoyucan.

Este lugar siempre se ha caracterizado por la proliferación de magueyes, de ahí su tradición en la producción de la bebida que continúan los tlachiqueros.

El trabajo que ellos realizan inicia a las cuatro de la mañana con el raspado del maguey para la extracción del aguamiel. El objetivo es llegar a las ocho de la mañana a los tinacales para que la bebida no fermente con el sol.

La semilla se encuentra en una tina especial para fermentar el aguamiel con el pulque que ya contenía el depósito, narró el guía Andrés Ramírez, quien conoce a detalle la producción.

En entrevista para FDS explicó que, para hacer un buen curado (pulque con un sabor agregado), se le pone rayadura de limón, azúcar, leche condensada, canela, vainilla y el secreto de la casa, después se deja fermentar durante unas dos horas y está listo para su consumo.

Si quieres beber esta receta puedes acudir a la calle principal de El Nopalillo, a un costado del auditorio. Las opciones que podrás degustar son de limón, sangre de conejo (miel de tuna roja) y coco.

Ahora sí, todo listo para que pruebes una de las bebidas ancestrales de Hidalgo que, por su origen, es muy natural y tiene propiedades como vitaminas y minerales, refuerza las defensas y es diurética, entre muchos otros beneficios. ¿Necesitas otra razón para probar el pulque?

 

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button