fbpx
DestacadoFin de SemanaHidalgoNoticias

La Ruta Carboneras, un rincón cerca del cielo


La recomendación del último fin de semana del año es la Ruta Carboneras, donde los paseantes visitarán diferentes destinos de esta comunidad que se localiza entre árboles y en la que se puede hacer senderismo, tirolesa, subir a peñas y disfrutar la naturaleza.

Uno de los lugares más recomendables en esta ruta es la Peña del Cuervo, un mirador que se encuentra a 2 mil 780 metros de altura sobre el nivel del mar y que ofrece extraordinarias de la zona montañosa. En racer, un tipo de motocicleta, se llega en unos 40 minutos desde el centro de Mineral del Chico.

De acuerdo con el guía de turistas Alberto Espino Salinas venir a este lugar es como “llegar a un rincón cerca del cielo”.  En ocasiones hay mucha neblina, que le da un toque especial.

FDS se encontró con dos turistas: Ethan y Karen, que llegaron a esta peña de visita desde Oaxaca y se sorprendieron con la belleza del lugar.

En las inmediaciones de la peña y en toda la zona de Carboneras se pueden ver animales como aguillilla cola roja, zorra gris, gato montés, ardillas y vegetación exuberante.

Se recomienda llevar ropa abrigadora, incluso gorro y guantes, pues en esta temporada del año las temperaturas son bajas.

En entrevista para FDS, el señor Primitivo, quien es guardabosques de la zona, recomendó llegar antes de las 17:30 horas, pues más tarde comienza a oscurecer, lo que complica disfrutar del paisaje.

Dentro de la Ruta Carboneras también hay paradas para deleitarse con la gastronomía local, como la que preparan los chefs Amarani Zambrano y Alberto Hernández, quienes se dedican a la cocina de autor y para la cual utilizan productos locales. Los platillos más representativos son la trucha y el conejo, además de que hacen postres con relleno de cahuiche.

La misma ruta nos llevó al parque recreativo Carboneras, donde los habitantes de la zona nos guiaron hacia el área de tirolesas, por un camino marcado y donde nos explicaron los detalles de la vegetación local, entre la que están el sapo y los helechos.

También contaron que desde hace 15 años comenzaron un trabajo de reforestación. “Hemos restaurado toda esta área. La gente no se puede llevar las plantas así nada más, pero si nos las piden, les podemos decir de dónde tomar la planta, para no afectar la reforestación”.

Después de un recorrido de unos 15 minutos en ascenso, llegamos a una de las estaciones a las que arriban los visitantes a la tirolesa de mil 400 metros de longitud, dividida en cuatro secciones, a 2 mil 970 metros sobre el nivel del mar.

El señor Víctor Palafox Hernández, quien está a cargo del racer, resaltó la belleza de la vista panorámica en este lugar, donde también hay un puente colgante y una cuerda de equilibrio.

Muy cerca de la tirolesa también hay un mirador desde donde se ven Atotonilco el Grande, Carboneras, la presa de Los Ángeles, en Omitlán de Juárez, y San Miguel Regla, en Huasca de Ocampo. Cuando está despejado también se ve Tulancingo e incluso una parte de Huayacocotla, Veracruz.

Sin duda, este es un recorrido que te dejará con los sentidos llenos de imágenes, emociones, texturas y aromas incomparables, justo para recibir el año nuevo con la mejor energía.

 

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button