fbpx
Fin de Semana

Experimenta la totalidad del ser: Casa Tolteca en Huasca de Ocampo

Zen dijo que Casa Tolteca “es un espacio para recuperar esa grandeza"


En Huasca de Ocampo se encuentra Casa Tolteca, un espacio para la meditación, la experiencia y el disfrute desde una perspectiva diferente a la tradicional, pues implica un trabajo interno a través de la caminata, el contacto con la naturaleza y prácticas prehispánicas, como el temazcal, recorrer huertos orgánicos y visitar lugares energéticos en la zona.

Zen, director de este servicio, compartió que tiene tres sedes base en el Pueblo Mágico y, al mismo tiempo, se vincula con otros sitios dentro y fuera de Hidalgo que tienen que ver con la cultura tolteca.

En entrevista para FDS, comentó: “En Casa Tolteca Huasca tratamos de recuperar la grandeza de la memoria ancestral para experimentar la totalidad del ser. Es decir, recuperamos la exploración y la búsqueda de nuestros abuelos que caminaron y aprendieron para encontrar una forma de conducirse en la vida que los llevaba a estar más en contacto con lo real, sin tanto ruido exterior, para escuchar el interior”.

Zen dijo que Casa Tolteca “es un espacio para recuperar esa grandeza, experimentar lo que ellos vivieron: la totalidad, más allá del bien y del mal. En eso está envuelta la humanidad”.

El director de la casa recordó que desde que inició este servicio recibió gente a la que le llamaba la atención tener una experiencia distinta del Pueblo Mágico. “Mucha gente solo va a las mi-cheladas y a los Prismas, siendo que Huasca tiene una grandeza y ancestralidad profunda que vale la pena compartir. Así que la gente comenzó a acercarse y entonces se les ofreció espacios de hospedaje, dónde comer y tener experiencias más profundas que otras”.

“Podemos albergar a personas que llegan ya sea en pareja, en familia o con amigos. Además, hay convenios con espacios con la misma filosofía”, detalló.

“Entre las experiencias que se ofrecen está: El cielo en la tierra (con duración de cinco horas), donde se comparte lo que es ser un tolteca y la influencia de esa cultura en Huasca, pues se ubica en medio de un campo energético muy poderoso entre Teotihuacán, Tula y Tulancingo, por lo que su montaña de obsidiana es el epicentro”, indicó Zen.

Al ahondar un poco más en el tipo de piedra, explicó que la peculiaridad de la obsidiana es que es potencializador. “Por eso los toltecas venían a esta montaña a hacer el Viaje Interior que implica llevar la atención hacia adentro, donde existen todas las respuestas: quién eres, de dónde vienes y hacia dónde vas”.
Entre las actividades que ofrece Casa Tolteca están las Peñas Cuatas o la montaña de Obsidiana, donde comienza la veta de toda la sierra de las navajas que llegan hasta Epazoyucan.

En estas experiencias, integrantes de este centro llevan a la gente a las cuevas después de una caminata en medio del bosque hasta llegar a un punto donde “la obsidiana es tanta que brilla el sol en ella”. Además, se hacen meditaciones y retiros.

En estos servicios también hay visitas a Peña del Aire, los Prismas Basálticos y los manantia-les. Las experiencias se realizan al amanecer o al atardecer.

Además, hay una atracción más completa que dura una semana y se llama El triángulo Energético de los Toltecas e implica llevar a la gente a Teotihuacán, Tula y Tulancingo. Se hospedan en Casa Tolteca y luego van a los diferentes puntos, un día a la vez.

Para invitar a quienes tienen curiosidad de una experiencia como la que ofrece Casa Tolteca, Zen dijo: “Agradezcan que hay una voz en su interior que les está llamando a que reconecten con esa memoria antigua que vive en todos los seres humanos. Hay un anhelo del ser por experimentar aquello que va más allá de lo que se puede ver o tocar con los sentidos, es algo más profundo”.

Sara Elizondo I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button