En la jungla de asfalto - Criterio Hidalgo

En la jungla de asfalto

Como buen todoterreno, el nuevo Defender de Land Rover presume grandes capacidades fuera del pavimento de las que ya te hemos contado antes. Pero, en la vida citadina o de carretera también sorprende por su agilidad y buena maniobrabilidad.

Esto se debe en gran parte a su nueva estructura monocasco, que la hace más ligera. A pesar de sus 5 metros de largo, el manejo en la  ciudad es bastante cómodo y en ningún momento se siente como si estuvieras a cargo de un pequeño tanque.

La nueva suspensión independiente en las cuatro ruedas la hace más amable para el uso diario, mientras que la cabina está muy bien aislada del ruido y absorbe de forma fenomenal las irregularidades del pavimento. Aunque está hecha para la aventura, la nueva Defender es tan cómoda en los trayectos diarios como cualquier vehículo premium. Además, si algo no le hace falta es personalidad. Éste es un  vehículo que llama la atención en cualquier lugar, pero que a pesar de su aspecto rudo, se mantiene sofisticado.

Al tener un centro de gravedad alto, uno esperaría un desempeño comprometido a altas velocidades o en curvas, sin embargo, este es ca-paz de ofrecer un manejo rápido en carretera sin esa sensación de tener que estarlo domando o corrigiendo todo el tiempo como sucede con otros vehículos off road.

Las comodidades al interior son muchas y variadas, incluyen desde una pantalla de infoentretenimiento de 10 pulgadas compatibles con Apple CarPlay y Android Auto, sistema de cámaras ClearSight Ground View para visualizar el camino y los obstáculos mientras se hace off road, así como interiores con terminados en madera genuina.

El motor es un 3 litros de 6 cilindros  en línea turbo con 400 caballos de potencia que trabaja en conjunto con un motor eléctrico capaces, en conjunto, de alcanzar 208 kilómetros por hora.

Land Rover Defender
Motor: 6 cilindros en línea con sistema mild-hybrid
Potencia: 400 hp
Torque: 406 lb-pie
Desde $1,259,900

 

Staff I Agencia Reforma