fbpx
Fin de SemanaHidalgo

Belleza natural e ingenio arquitectónico en Zempoala

Estos ojos de agua o manantiales, que dotan de vida a la zona


El recorrido en un destino natural hidalguense de este fin de semana es la zona de Santa María Tecajete, en Zempoala, donde se ubican los ojos de agua considerados el inicio del Acueducto del Padre Tembleque, una de las obras hidráulicas más importantes de América Latina, con su origen en el tiempo de la Colonia.

Estos ojos de agua o manantiales, que dotan de vida a la zona y que ofrecen el vital líquido a diferentes comunidades, se ubican entre los ejidos de Tlochatlaco y Zacuala. Es aquí donde comienza el acueducto, que llega hasta Otumba, en Estado de México, después de 49 kilómetros de construcción.

En este recorrido te pueden acompañar Maribel Islas Avilés, Martha Avilés Roldán y Alberto Islas Domínguez, quienes se dedican, además de trabajar la tierra y hacer mermeladas con productos del campo, a guiar a las personas a recorrer esta zona poco conocida y que es origen de la obra creada hace medio siglo y que se mantiene en pie.

Belleza natural e ingenio arquitectónico
Foto: Archivo

Maribel explicó que mucha de qela estructura inicial del acueducto está oculta y lo que generalmente se visita es la parte elevada. Justo en esa zona están los ojos de agua, que se mantienen protegidos por estructuras que las rodean.

El precedente de estas obras fue una asociación civil creada para resguardar el acueducto. Entre sus labores se estableció la revisión para saber las condiciones de todo el dren para desazolvarlo. Posteriormente, y con el tiempo, comenzaron a proteger los ojos de agua y tener bien definido el lugar de nacimiento del vital líquido, ubicado en las faldas del cerro de Tecajete.

Después de conocer este espacio, fuimos a la zona de Los Chopos, en el ejido Santa María Tecajete, por donde está la parte subterránea del acueducto y donde también se redirigen los excedentes de agua hacia una zona de presas. Este espacio es un sitio de encuentro de los lugareños que acostumbran venir aquí en temporadas como Semana Santa.

Belleza natural e ingenio arquitectónico
Belleza natural e ingenio arquitectónico en Zempoala

Una característica de Los Chopos es la belleza de las caídas de agua que se puede disfrutar muy de cerca. En el sitio sopla fuerte el viento, por lo que es importante llevar menos una prenda abrigadora.

Enormes árboles rodean la zona a pesar de que el altiplano se caracteriza más por sus cactáceas: magueyes y nopales, lo cuales dota de nutrientes y agua a la tierra.

Sin duda, este es un lugar donde se puede pasar un día de contacto con la naturaleza, para almorzar y dar una caminata en un espacio muy cerca de Pachuca.

Para finalizar, se llega a la arquería de la Hacienda de Tecajete, primer puente del Acueducto del Padre Tembleque, con una longitud de 450 metros y 54 arcos de medio punto. Aquí comienza la parte visible de esta obra hidráulica que ha trascendido los años y que les presentaremos en una siguiente entrega.

Dato

El Acueducto del Padre Tembleque tiene su origen en los ojos de agua o manantiales ubicados entre los ejidos de Tlochatlaco y Zacuala, en Zempoala. Es aquí donde comienza el acueducto que llega hasta la zona de Otumba, en Estado de Mexico después de 49 kilómetros de construcción.

La construcción del sistema hidráulicose inició en 1555, con la aplicación de técnicas que implicaban el uso de baba de nopal como una de las bases de la construcción. La obra tardó en ser terminada 17 años.

Sara Elizondo I Pachuca

Mira las actividades de Fin de Semana que te recomeinda Criterio Hidalgo

Tambien te puede interesar: Las recomendaciones de este fin de semana en Criterio

Noticias relacionadas

Back to top button