fbpx
DestacadoMéxicoNoticias

Mató narcoguerra a los 3 estudiantes de Jalisco


En medio de la guerra que mantienen dos cárteles en Jalisco quedaron las vidas de los tres estudiantes desaparecidos el 19 de marzo en Tonalá.

 

Investigaciones de la Fiscalía concluyeron que Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco García Ávalos fueron asesinados y disueltos en ácido por una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación.

 

Según informó ayer Lizette Torres, jefa de la investigación, integrantes de este grupo privaron de la libertad a los estudiantes porque buscaban obtener informes de Diego “N”, integrante de un grupo contrario que por primera vez es mencionado por el Gobierno de Jalisco: El Cártel Nueva Plaza.

 

Los criminales creyeron que los tres estudiantes eran parte de ese grupo porque la casa en la que elaboraron su video, prestada por la tía de uno de ellos, pertenecía a Diego “N”, quien está en prisión desde 2015, se asentó en la carpeta de investigación.

 

“Los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo, vigilado por una célula delictiva del Cártel (Jalisco) Nueva Generación, contraria al Cártel Nueva Plaza, al que pertenecen Diego y ‘El Cholo'”, indicó la Fiscalía.

 

La Fiscalía tiene evidencia de que esa noche, tras ser “levantados”, los jóvenes fueron llevados a una finca en Calle Lechuza 89/91, en Pinar de las Palomas, Tonalá, propiedad de Juan Carlos “El Canzón” donde habrían sido asesinados mientras los golpeaban para sacar datos del cártel.

 

“Con los indicios localizados y encontrados (por) la Fiscalía nos hacen inferir eso (que fueron asesinados).

 

“Una vez que los están golpeando es que pierde la vida (Javier) y tienen que ejecutar a las otras dos personas, según se declara la carpeta de investigación, después de esto es que los trasladan inmediatamente a la finca número 3”, aseguró Torres.

 

Se refirió a la finca de Amapola 450, en donde habrían disuelto en ácido clorhídrico al trío, aunque sólo encontraron evidencia genética de Daniel y Marco.

 

La Fiscalía capturó a dos sospechosos, Omar “N”, y Gerardo “N”, quienes fueron vinculados a proceso por secuestro agravado y enviados a prisión preventiva dos años. “El Canzón”, quien también participó en el hecho, fue asesinado el 2 de abril.

[[¡Critican indagatoria!]]

Por su parte, especialistas en materia de seguridad se dijeron inconformes con la investigación, pues opinaron que fue rápida, pero deficiente e injusta, marcada por la presión social, en comparación con los más de 3 mil casos abiertos por desaparición.

Rosa María Lutz

Agencia Reforma

También te puede interesar:

Omiten firmas actualizar sus operaciones en Hidalgo: STPS

Noticias relacionadas

Back to top button