¿De dónde viene el pan de muerto?
¿De dónde viene el pan de muerto? Foto: Agencia Reforma

¿De dónde viene el pan de muerto?

En las últimas noches de octubre y las primeras de noviembre, el aire se perfuma de azahar y otras especias, que los muertos siguen para volver con los que amaron, atraídos por el pan que se coloca en las tradicionales ofrendas.

Por ello, cada año está presente en la mayor parte de panaderías el pan de muerto, un bollo redondo, adornado con cuatro canillas en forma de cruz y espolvoreado con azúcar.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

Pero, ¿cuál es el origen de este platillo?

El pan de muerto se originó en la época prehipánica, en ese tiempo, los sacrificios humanos se hacían en favor a los dioses, el pan de muerto vino a sustituir un ritual que consistía en comer un corazón humano envuelto en semillas de amaranto.

Cuando los españoles llegaron a México, ya se celebraba el Día de Muertos con rituales para dar gracias a los dioses, dichos rituales incluían sacrificios humanos, uso de cráneos y huesos reales. Esto asustó a la religión católica que buscó sustituir los rituales, huesos, cráneos y órganos humanos por otros simbólicos.

Existen diferentes versiones sobre el nacimiento del pan de muerto.

Una es que existía entre los nativos un ritual que consistía en el sacrificio de una doncella en honor a los dioses, el corazón era introducido a una olla llena de amaranto para después ser mordido por quien encabezaba el ritual. Con la llegada de los españoles el corazón humano fue sustituido por un pan en forma de corazón pintado de rojo con azúcar.

Una ofrenda similar a la actual de día de muertos era la de la diosa Cihuapipiltin, dedicada a las mujeres que morían del primer parto, se creía que rondaban por el aire causando enfermedades entre los niños, por ello les hacían regalos en el templo o en las encrucijadas del camino. Las ofrendas consistían en “panes” de diversas figuras como mariposas o rayos (Xonicuille) hechos a base de amaranto y “pan ázimo” que era un pan de maíz seco y tostado.

La tercera versión es que el pan de muerto responde a un rito en el que simbólicamente los habitantes consumían a la divinidad, a Huitzilopochtli. Para este ritual se elaboraba un Huitzilopochtli de alegría con un corazón de amaranto que luego era consumido por la comunidad.

El pan de muerto en el altar tiene un valor simbólico; las cuatro canillas en forma de cruz simbolizan los puntos cardinales, los cuatro elementos de la naturaleza o las cuatro divinidades prehispánicas: Quetzalcóatl-Camaxtli, Xipetotec, Tláloc-Huitzilopochtli y Tezcatlipoca.

Otra interpretación simbólica es que la corona azucarada superior representa al cráneo del difunto y las canillas cruzadas representan tibias y peronés, la cumbre del pan simboliza el corazón de los muertos y el sabor de azahar es un distintivo para recordar a los fallecidos.

Conócelos

+ El pan de muerto más popular es el que cuenta con una cruz en forma de huesos y un promontorio.

+ En regiones de Guanajuato y Michoacán se acostumbran panes con forma humana.

+ El pan de muñeca, de Morelos, es una pieza rectangular a la que se le doblan las esquinas.

+ Los colorantes rosas o rojos se emplean en roscones consumidos tradicionalmente en Puebla.

+ En Oaxaca, se le agrega una figura de porcelana al tradicional pan de yema en el Día de Muertos.

 

 

Con información de Agencia Reforma y Debate

También te puede interesar:   

Te puede interesar:

Visitan miles a sus muertos en cementerios de Ixmiquilpan

Miles de personas han acudido a los panteones de Ixmiquilpan, que abrieron sus puertas desde …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget // tag tidok