Imagen: Alberto Tristany Zarauza
 · 
Hace (16) meses

Relaciones y emociones

Imagen: Relaciones y emociones

Foto: Especial

Compartir:

Queridos lectores, en este mes, donde se celebra el amor y la amistad, les comparto un artículo donde aprenderán un poco más el cómo nuestras emociones influyen en todo tipo de relación a lo largo de nuestras vidas.

Las emociones son más que un mero abanico de sentimientos presentes en todas las personas y compartido por todas las culturas; son el eje central del mundo interior de cada persona y de sus relaciones interpersonales, en cuanto cumplen un papel de auto-organización de la mente, del cual depende lograr o no un cierto equilibrio y alcanzar lo que Daniel J. Siegel denomina “sensación de vitalidad y significación de nuestras vidas”.

A cada momento el cerebro recibe millones de estímulos internos y externos que buscan que la atención se focalice en ellos. Una vez que alguno lo consigue, el cerebro responde catalogándolo en bueno o malo buscando la activación del cuerpo. Se inicia así todo un proceso de apreciación – activación que desencadena una oleada de energía en el cerebro para que éste ofrezca un significado a ese estímulo y procese toda la información recibida. Este proceso de formación de las emociones primarias es el mismo proceso neuronal encargado de la comunicación social, lo que explica que las emociones sean el eje central de relaciones duraderas y significativas en las que existe una verdadera conexión.

Es a través de comprender este proceso, de darse cuenta de las emociones propias y de sus consecuentes estados emocionales, de la forma en la que se comparten esas emociones con los demás y de empatizar con las emociones primarias de los otros, lo que determina la construcción de relaciones emocionales importantes para uno y en las cuales uno puede sanarse, relaciones en las que, las emociones positivas se amplifican y las negativas se suavizan, en las que uno se siente sentido, escuchado y amado.

¿Por qué resulta difícil conectarse emocionalmente con los demás?

Todas las relaciones se construyen en base a la comunicación. La conexión emocional entre personas exige mantener una comunicación colaborativa e integrativa, en la que el diálogo que se establece es comprensivo, respetuoso y sin juicios.

Sin embargo, si uno no es consciente de sus emociones primarias, de sus estados emocionales y de las respuestas corporales que desencadenan esos estados –las emociones primarias se advierten con facilidad en el lenguaje no verbal, el cual genera una auténtica sintonía conformada por las expresiones del rostro, el movimiento y el contacto ocular, el tono de voz y el ritmo de las respuestas, la postura corporal, la comunicación colaborativa e integrativa es imposible y, por tanto, también lo es la conexión emocional con la otra persona.

Es frecuente tener cuestiones del pasado no resueltas que nos hacen reaccionar con el piloto automático e impiden gestionar las emociones propias y comprender los estados emocionales de la otra persona.

Vivir con el piloto automático activado constantemente, sin el mínimo atisbo de atención plena, impide la conexión emocional y cada persona de la relación queda separada por su propio mundo interior apareciendo sentimientos de soledad e incomprensión, así, la relación interpersonal está más cerca de ser efímera y tempestiva que de ser duradera y amorosa.

Por el contrario, cuando dos personas son capaces de comunicarse emocionalmente, teniendo en cuenta respetando y gestionando sus emociones primarias, se genera entre ellas una mayor complicidad, sus mentes quedan ligadas y su comunicación verbal genera la misma sintonía, y esa conexión será tal que incluso estando separadas físicamente, sus mentes seguirán unidas, se habrá creado un estado de resonancia, una parte de la otra persona seguirá manifestándose en nosotros a través de pensamientos, imágenes y sensaciones, y los efectos de esa relación sobre el desarrollo personal y la regulación emocional seguirán presentes a lo largo del tiempo.

La OMS entiende la inteligencia emocional no solo como la ausencia de trastornos mentales, sino como un estado de bienestaren el que el individuo es consciente de sus propias capacidades y es capaz de afrontar las tensiones de su día a día, trabaja de forma fructífera y es capaz de hacer contribuciones a su comunidad.

Los conceptos dentro de la inteligencia emocional son: autonomía, reconocimiento, bienestar subjetivo, realización intelectual y emocional. Teniendo como consideración estos conceptos, al día de hoy sabemos que la inteligencia emocional tiene una gran trascendencia en nuestras vidas.

Las emociones juegan un papel fundamental en nuestras decisiones, en la forma en la que nos relacionamos con los demás, los vínculos que creamos e incluso en la satisfacción de nuestras relaciones de pareja.

Espero que con esto haya quedado clara la importancia no solo de reconocer y saber manejar nuestras emociones sino también ponernos en el lugar de la otra persona. Empatía es una clave para relaciones exitosas.

Como siempre, te deseo larga vida, salud y prosperidad.

Hasta la próxima.

 

Compartir:
Relacionados
Imagen: Crisis de inseguridad en municipios no mejorará con nuevos gobiernos
Hace 6 días
Imagen: ¿Repetirías tu vida? El desafío del eterno retorno
Hace 11 días
Imagen: Nos va a cargar el payaso
Hace 12 días
Imagen: La terquedad de AMLO y la estupidez de Mier hunden al IPC y al peso
Hace 14 días
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad