· 
Hace (3) meses
Mi carta a Santa Claus
Victor Rodríguez Gaona
Compartir:

Querido santa Claus primero que nada quiero que sepas que sigo creyendo en ti y que se tu verdadero nombre que es Nicolás de Bari, más conocido como San Nicolás; sé que fuiste sacerdote y llegaste a obispo; que naciste en la ciudad de Patara en la región de Licia de Asia Menor. Quiero decirte que te he investigado y encontré que según la leyenda tradicional, tus padres eran cristianos de ascendencia griega con una abundante riqueza y que luego del fallecimiento de tus papas la repartiste principalmente a gente en situación de pobreza.
Se habla de muchos actos nobles que realizaste como cuando donaste oro a un devoto para que sus hijas se pudieran casar, sé que desde niño fuiste muy generoso con los mas necesitados y que la mayor enseñanza que le diste al mundo es ser humilde, a desprenderse de lo material y desde luego a ayudar de manera incondicional.
Estoy enterado que tu vida terrenal termino un 6 de diciembre, una fecha cercana a la Navidad y que eres santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia; también que tu iglesia decidió que tu figura fuera la ideal para repartir regalos y golosinas a los niños y que desde el Siglo VI se empezaron a construir templos en tu honor. Aprendí que en 1087 tus restos mortales fueron llevados a Bari, en Italia y que siglos más tarde la tradición católica de San Nicolás se extendió por Europa. En el siglo XVII emigrantes holandeses llevaron la costumbre a Estados Unidos, donde te suelen dejar galletas o pasteles caseros así como vasos de leche. Por cierto, ahora se que te decimos Santa Claus por tu nombre en alemán, San Nikolaus o Nicolás. De ahí salió lo de “Claus”.
Por ello en esta navidad te escribo con algunas solicitudes; me queda claro que tienes mucho que leer y que ya casi es 24 pero te pido consideres mis peticiones:

1.- Que ilumines con alegría la vida de mi esposa y mi hijo que siempre están conmigo.

2.- Que intercedas para que en el mundo haya menos desigualdades.

3.- Que intercedas para que los que me rodean tengan Paz, salud, amor y trabajo.

4.- Que me permitas seguir tu ejemplo y dar algo a los que más lo necesitan.

Por último, te digo querido Santa, que en el arbolito de navidad de la casa tendrás galletas de chocolate y un vaso de exquisita leche.

Gracias.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 3 días
title
Hace 3 días
title
Hace 5 días

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad