· 
Hace (7) meses
Los 40 años
Victor Rodríguez Gaona
Compartir:

Te das cuenta de que has madurado o que estás en edad adulta cuando te despiertas y debes cumplir con tus deberes familiares y laborales, cuando has dejado de ser solo tú y preocuparte por tu apariencia y disfrute personal para que esta se transforme en las mejores condiciones de vida para los tuyos. Estás en la etapa del sacrificio en donde prefieres comprarle a tu hija o hijo un juguete que esa última fragancia que te ofrecieron en el centro comercial y que huele tan bien; cuando decides pagar la colegiatura sin titubeo en lugar de comprarte ese vestido o traje de marca que te amolda excelente.

Pero aquí vienen las incógnitas que todos en esta edad de responsabilidad nos hacemos y quiero dejar claro que algunos asumen este rol muy joven incluso antes de los veinte años. ¿Es correcto descuidarme y privarme de todo por la familia? ¿Tengo la vida que soñé? ¿Soy feliz? Para encontrar una respuesta positiva a las mismas debes empezar por organizarte en lo básico, saber que debe existir un equilibrio integral en todo, es decir necesitamos priorizar. Claro que no podemos dejar sin manutención a los nuestros por comprar esa bolsa o corbata, pero es importante hacer una planeación financiera sencilla que nos permita en algún momento darnos ciertos lujos. Al respecto está comprobado que los gastos hormiga son los más perjudiciales a la hora
de ahorrar.

Por otro lado, debes aprender a no frustrarte a serenarte un poco, respirar profundo y darte cuenta de que el hecho de no tener ese capricho material no es todo en tu vida. Hace unos días una persona me compartía su sentir porque decía que le frustraba mucho no poder tener una colección de zapatos como alguna vez tuvo; después de desahogarse llegamos a la conclusión que no debes dedicarles tiempo a lamentaciones, pues al cabo con hacerlo no lograrás nada y al contrario terminarás sintiéndote peor. Ciertamente hay cosas que valen verdaderamente la pena como la sonrisa de tu hijo, la salud de tu familia o el hecho de tener una casa bonita y estar consciente que la mayoría de los que llegamos a esta edad somos propensos a la famosa crisis de los 40.

Pero antes de sugestionarte debes estar seguro de que realizar ejercicios de reflexión interna y de planeación te ayudarán a estar equilibrado. Recuerda que hoy eres más fuerte gracias a la experiencia acumulada, que sabes que es mejor alejarse de personas disfuncionales y que no debes hacer caso a opiniones mezquinas. Hoy has aprendido el verdadero valor de la vida que no es otro que disfrutar cada momento, cada minuto que tienes el privilegio de estar aquí.

Compartir:
Etiquetas:
Relacionados
title
Hace 26 minutos
title
Hace 52 minutos

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad