· 
Hace (3) meses
Causas políticas en la creación del Estado del Estado de Hidalgo

Dos imágenes de la ciudad en ese entonces nos permiten confirmar el crecimiento de la traza urbana; la primera corresponde a una litografía del grabador Hesiquio Iriarte, que ilustra el libro de los Trabajos ejecutados por la Comisión Científica de Pachuca de 1864, que capta a la ciudad desde la Cañada del Tulipán, al norte de la ciudad, arriba de Loreto, en la que puede verse como al sur la población no llega arriba de la plazuela de Barreteros, hoy mercado de ese nombre; por el oriente, dos calles arriba de la plaza Constitución y por poniente hasta la altura del exhospital de San Juan de Dios, antiguo asiento de la rectoría de la Universidad Autónoma de Hidalgo

Compartir:

El Pachuca de 1869, hace 155 años, designado de manera tácita como capital del entonces naciente estado de Hidalgo, era una pequeña población que difícilmente rebasaba los 15 mil habitantes, más de 10 mil de los contados tres lustros atrás, lo que se debió, sin duda, a la importante bonanza minera declarada en 1851 tras el denuncio del clavo de la veta de Rosario.
A las anteriores consideraciones hubo que sumarse otra bonanza, la derivada de su asignación como capital del nuevo estado, que le convertiría en un importante polo de atracción para políticos, negociantes, profesionistas y prestadores de servicios en general, de modo que en menos de un lustro logró alcanzar una población superior a los 20 mil habitantes.
Dos imágenes de la ciudad en ese entonces nos permiten confirmar el crecimiento de la traza urbana; la primera corresponde a una litografía del grabador Hesiquio Iriarte, que ilustra el libro de los Trabajos ejecutados por la Comisión Científica de Pachuca de 1864, que capta a la ciudad desde la Cañada del Tulipán, al norte de la ciudad, arriba de Loreto, en la que puede verse como al sur la población no llega arriba de la plazuela de Barreteros, hoy mercado de ese nombre; por el oriente, dos calles arriba de la plaza Constitución y por poniente hasta la altura del exhospital de San Juan de Dios, antiguo asiento de la rectoría de la Universidad Autónoma de Hidalgo; no obstante, pueden notarse en la lejanía, de forma dispersa, algunas pequeñas casas y chozas de los agricultores de aquellas parcialidades que pronto serían invadidas por la mancha urbana.

 

La segunda toma corresponde a una placa fotográfica de autor anónimo que captura la imagen de Pachuca de oriente a poniente entre 1874 y 1876, en cuyo margen izquierdo puede apreciarse el edificio del Instituto Literario, hoy sede del Centro Cultural La Garza, y un poco más abajo la Plaza de la Independencia. Sin el majestuoso Reloj que hoy la embellece, sitio en el que sobresalen fondos árboles y a un lado el teatro Bartolomé de Medina aún en construcción, por lo que se refiere a la amplitud de la ciudad la imagen habla por sí sola, solo apuntaríamos que aún no existía el popular barrio de El Arbolito, apenas puede apreciarse el tiro de la mina de El Porvenir que hoy forma parte de la traza citadina de Pachuca.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 14 horas
title
Hace 1 días
title
Hace 4 días
title
Hace 4 días

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad