fbpx
A criterio deColumnasJorge Martínez López

Vamos a segunda vuelta


Para no desentonar con un año tan atípico como ha sido el 2020, el Tribunal Electoral mandató la realización de elecciones extraordinarias en cuatro municipios por vez primera en Hidalgo, las cuales se habrían de celebrar a finales de marzo para no cruzarse con las de diputados.

Se trata de un año difícil en materia electoral, desde el momento en que la jornada pactada para el primer domingo de junio, se vio aletargada hasta el 18 de octubre a consecuencia de la inmovilidad que causó la pandemia del Covid-19.

Esto trajo por consiguiente la postulación de 84 concejos municipales, quienes cumplirán sus funciones hasta el 15 de diciembre, que fue fijada como fecha para la toma de protesta de los presidentes constitucionales, quienes tendrán un periodo de 1 mil 359 días.

Si para la población abierta, no fue fácil entender este enredo de cargos, vigencias y atribuciones, para el Instituto Electoral del Estado de Hidalgo (IEEH) menos, al incurrir en graves dislates que han puesto contra la pared su credibilidad.

Son diversas las voces de partidos y organizaciones sociales que acusan una ausencia de oficio, carencia de profesionalismo, exceso de gasto y resultados muy pobres.

El hecho que sean cuatro los municipios que van a una segunda vuelta, son indicios que los candados para una contienda equitativa no sirvieron y ello motivó en fallas mayores que llevaron hasta la descalificación de todo el proceso, al menos en las municipalidades de Ixmiquilpan, Huejutla y Tulancingo.

Mientras que en el caso de Acaxochitlán se reportó un inusitado empate, tal como ocurrió en las elecciones del 2008 en Emiliano Zapata.

Dentro de la discusión virtual que vimos los ciudadanos, los consejeros del TEEH mandataron al IEEH para lanzar la convocatoria y organizar las elecciones extraordinarias, aun cuando todavía los magistrados federales del Tribunal no han resuelto de estos asuntos.

Políticamente, en Huejutla se trata quitar el ayuntamiento al partido gestado en el seno osorista, Encuentro Social, quien de ganar la extraordinaria cumpliría su segundo periodo consecutivo. En lo que habían llamado el “semillero priista” que sirvió, incluso como marco para el arranque de la campaña presidencial de Luis Dolando Colosio, desde 2003 no conoce de administradores emanados del tricolor.

En Tulancingo, Jorge Márquez que busca su segunda vuelta como alcalde, trata de opacar la fortaleza del Grupo Universidad encarnada en Damián Sosa, abanderado en esta ocasión Morena.

Mientras que en Ixmiquilpan, el TEEH le puso un freno marca diablo a un hecho inédito, que es la postulación de tres hermanos de forma consecutiva al frente de una alcaldía. Por la tarde del lunes, Vicente Charrez que levantó la mano con la constancia de mayoría ya comenzó su movimiento de resistencia al no aceptar que cometió actos anticipados de campaña y que uso obras del ayuntamiento para promover su imagen.

Aquí, en esta segunda vuelta flotarán las traiciones anidadas en las distintas campañas políticas y justamente, allí la intolerancia que los caracteriza, promete una buena exhibición. Hace algunos días, prominentes priistas enseñaron sus hot pants antes de tiempo.

En fin, sólo esperamos que por dignidad, los integrantes del IEEH presenten su renuncia y otros, capaces, sean los encargados de llevar a cabo las extraordinarias y la jornada que renovará la Cámara de Diputados.

Las justificaciones de que salió bien el PREP y que no hubo mancha, según sus declaraciones no se las cree ni sus abuelas.

Nimiedades: Nuestro estimado amigo y compañero Saúl López, que laboró en la fundación de esta casa editora dejó el plano terrenal y desde este espacio va mi reconocimiento a su trayectoria, a su honestidad, pero sobre todo a esa amistad que dispensaba sin recato. Adiós amigo.

Mira las Columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button