fbpx
A criterio deAunard de la RochaColumnas

Trago amargo


El pasado 1 de octubre se conmemoró el Día Internacional del Café, pero no hay mucho que festejar dado que las alarmas se han encendido en torno a la baja producción de este grano, lo anterior debido entre otras cosas a el cambio climático, los altos costos de fertilizantes y de exportación; algunos países como Brasil, quien es el mayor productor a nivel mundial y Colombia han experimentado problemas de suministro.

De acuerdo, con datos de Bloomberg, las existencias de café en el país líder en su producción se dirigen a un mínimo histórico, amenazando con elevar los precios en medio de un contexto de persistente inflación de los alimentos. Sin embargo, la presión en términos de precios para el sector data desde el 2020, ya que, junto con la pandemia, se redujo el consumo afectando la demanda de café y, por ende, reduciendo la oferta, asimismo en 2021 se presentaron condiciones climáticas que afectaron las regiones perdiéndose las cosechas, por lo que en el 2022 ha sido inevitable trasladarle el aumento de precio a los consumidores finales.

Otro de los motivos principales que han ocasionado el alza de precios en este producto, es la escasez de fertilizantes, toda vez que Rusia es el mayor exportador del mundo y se encuentra detenido por el conflicto y las sanciones internacionales.

Aunado a la falta de contenedores o el encarecimiento de los fletes que ha dificultado el traslado del café desde los países exportadores hasta los principales mercados consumidores, como Europa y Estados Unidos, lo que también acabó presionando al alza los precios.

Nuestro país no es ajeno a la producción de este grano, de hecho, de acuerdo con el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) México ocupa el sexto lugar mundial de producción y el primero de café orgánico del mundo. Según la Asociación Mexicana de la Cadena del Café, el 82% del café mexicano se exporta a más de 52 países alrededor del mundo, principalmente a Estados Unidos, Bélgica y Alemania.El café se cultiva en 12 estados: Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, San Luis Potosí, Nayarit, Colima, Jalisco, Querétaro, Tabasco. La época de recolección del café inicia en el mes de septiembre y concluye en el mes de marzo del siguiente año.

Se podría pensar que los productores mexicanos que no se hayan visto afectados por plagas o situaciones climáticas podrán vender a un mejor precio sus granos, pero al final quienes serán afectados son los consumidores así que esperemos que no tengamos que pasar un trago amargo de café y que no se vuelva un lujo poder disfrutar del mismo.

Aunard de la Rocha

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button