fbpx
A criterio deAunard de la RochaColumnas

¿Te animas?


No cabe duda de que estamos viviendo una total revolución en la manera que compramos bienes y servicios. Estábamos de cierta manera consientes de que las compras a través de las plataformas en internet iban en aumento y de que en el caso de nuestro país era cuestión de perder el miedo a que nos fueran a cometer un fraude con el uso de las tarjetas de crédito.

Según datos de Statista en el 2020 más del 39% de las y los mexicanos adquirieron bienes y servicios en línea, para el 2025 se estima que llegaremos a 58%. Durante la pandemia entre marzo y abril de 2020 hubo un incremento en la tasa de crecimiento de este tipo de ventas de 500%. El segmento de mercado que más creció fue el de comida a domicilio y sino tan sólo hay que ver a Uber eats o a Rappi. Actualmente Amazon cuenta con el 13.14 % de participación en el mercado de compras por internet, seguido por Mercado Libre con 11.4% y Coppel con el 4.7%.

Hasta aquí creo que la evolución ha sido sorprendente, pero existe un nuevo segmento de ventas en línea que esta cambiando la experiencia total de compra. Me refiero a la compra/venta de autos usados.

Una empresa mexicana se esta convirtiendo en el centro de atención no solo en nuestro país si no en Centro y Sudamérica, su nombre es Kavak, la cual acaba de conseguir financiamiento por 4 billones de dólares para expandirse en México y Brasil. Actualmente esta empresa ya cuenta con operaciones en Argentina. Según su Director General Carlos García existe un mercado nacional de 60 billones de pesos anuales en transacciones entre particulares. Para esta empresa la pandemia aceleró la confianza en el uso de plataformas digitales, aunado a que por las condiciones económicas y de salud, mucha gente va a requerir un auto seminuevo. El negocio de esta empresa es comprar autos, arreglarlos y venderlos a través de su app. Una parte esencial del negocio es que adicionalmente otorgan créditos para comprar las unidades; lo que la convierte en un negocio financiero muy redituable y será interesante al paso del tiempo conocer cuánto de las utilidades son por la venta de automóviles y cuánto por los servicios financieros. Tenemos un gran ejemplo en México de una empresa que convirtió el esquema de otorgar créditos automotrices en un gran negocio y esta es Autofin. Lo mismo va a pasar con Kavak, no cabe duda de que la visión de su director los llevará a consolidarse en el continente como la principal empresa de compra y venta de autos usados y pronto veremos que dentro de las estadísticas de participación en el mercado ocuparán un lugar importante.

Para todos aquellos emprendedores, estamos ante un gran ejemplo de todo lo que se sigue desarrollando y de cómo es posible hacer negocios en tiempos difíciles. Las perspectivas de la manera en que consumimos están modificándose muy rápidamente y el reto será no quedarse fuera de los avances tecnológicos ni de las oportunidades de generar soluciones a los consumidores.

Empezamos comprando boletos de avión y desaparecieron muchas agencias de viajes, surgió Netflix y las plataformas de streaming y dejaron de existir Blockbuster y Videocentro, surgió Spotify y dejamos de comprar Cd´s, ahora seguramente veremos desaparecer muchos negocios de compra y venta de autos.

¿Tú te animarías a comprar un automóvil usado en línea?

Noticias relacionadas

Back to top button