fbpx
A criterio deColumnasJessica Blancas

Reactivación económica en 2022 a través de Microcréditos


El Programa de Microcréditos para el Bienestar prestaba hasta 51 mil pesos. En 2020 tuvo un presupuesto de 2 mil 451 millones de pesos, y en 2021 mil 500 millones. En 2022, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, no existirá más.

En tanto, el Programa de Apoyo Financiero a Microempresas Familiares, que prestaba hasta 25 mil pesos, en 2020 tuvo un presupuesto de 36 mil 754 millones de pesos y en 2021 de mil 600 millones. Este año desapareció.

Esa es la realidad. Este 2022 debería ser el año de la reactivación económica, y a pesar de que aún estamos en pandemia los apoyos para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) han sido eliminados para dejarlas a su suerte.

“Si tienen que quebrar, que quiebren”, dijo el presidente de México, en mayo del 2020, en medio de la peor crisis económica, al referirse a que el Estado no rescataría empresas.

El gobierno federal se muestra carente de ideas para apoyar a las micro y pequeñas empresas sin que ello requiera recursos adicionales.

Establecer un programa de compras gubernamentales a este sector de las empresas, por ejemplo, permitiría a las pequeñas y medianas, que generan más del 60 por ciento de los empleos en el país, subsistir a una crisis en la que el gobierno parece indiferente para seguir impulsando los proyectos y estar más enfocado en seguir invirtiendo en programas asistenciales.

Aquí en nuestro estado, desde la desaparición del Ramo 23; en dicho rubro por ejemplo: estaban etiquetadas además las previsiones salariales para los funcionarios, para promover la cultura del ahorro en los trabajadores; el Fondo de Desastres Naturales (Foden), para cubrir los daños ocasionados por fenómenos naturales; y los fondos para infraestructura municipal y estatal.

Aproximadamente se recibían 4 mil millones de pesos al año para impulsar proyectos productivos de inversión; a partir del año 2016 fue desapareciendo paulatinamente al grado de iniciar este 2022 sin un peso para dichos proyectos.

Además de lo anterior, el gobierno estatal no cuenta con dinero suficiente para otorgar los apoyos gubernamentales suficientes para reactivar económicamente a las pequeñas y medianas empresas, por lo que el reto para todas y todos en este año, es mayúsculo.

Mira las Columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button