Ofertas de primavera

En el inicio de su campaña, el candidato panista a la presidencia, Ricardo Anaya, lanzó sus primeras ofertas: reducir el IVA a la mitad en esa zona y poner a las gasolinas y al diésel al mismo precio que en Estados Unidos. La respuesta de Morena, a través de su presidenta, no tardó en llegar: acusó a Anaya de plagiar a López Obrador. Dicho en lenguaje pueril: él lo dijo primero.

Sin un contexto de exigencia, desde la sociedad, expresado en los medios de comunicación, lo más probable es que esta campaña sea un torneo de ofertas de primavera, un concurso para ver cuál de los 4 candidatos ofrece más en menos tiempo. Esa exigencia es algo sencillo, concreto, realizable. Por ejemplo, Anaya tendría que explicar el costo fiscal de reducir el IVA en la frontera norte, como propone, y el impacto que sobre el gasto federal y las participaciones a las entidades federativas tendría la medida.

Lo anterior debería considerar la factibilidad de que el Congreso la apruebe, o la rechace. Similares preguntas hay que hacerle respecto a su oferta de precios de gasolinas y diésel, o al menos responder una pregunta: ¿a cuánto asciende el subsidio implícito en esa medida?

Recuerdo la experiencia que me tocó vivir en la campaña electoral de 2000, cuando el candidato Francisco Labastida, como pocos puntilloso en materia de números, ponía uno en su oferta, en cosa de horas Vicente Fox declaraba que él haría o daría el doble o triple. Al día siguiente la noticia era: “triplica Fox la oferta de Labastida. Como prometer no empobrece, así fue toda la campaña del guanajuatense, sin que en los medios se le planteara la exigencia de explicar costos y consecuencias de lo prometido. Así fue y así nos fue.

Jesús Puente Leyva, economista, gustaba decir que la política económica se juzga a partir de dar respuesta a una pregunta, que en realidad son dos: ¿A costa de quiénes y en beneficio de cuántos se adopta cada medida? Reducir el IVA a la mitad en la frontera norte beneficia a quienes habitan en esa zona; el costo lo pagaremos los demás contribuyentes, que somos mayoría. Igual ocurriría con la reducción del precio de las gasolinas, el beneficio será para quienes tienen automóvil y para el negocio del transporte; otra vez para la minoría. No parece justo. Se demuestra que populismo tenemos de izquierda a derecha.

Igual exigencia cabe plantear a José Antonio Meade, candidato del PRI, quien en su primer acto formal de campaña puso por delante siete compromisos, de esos a los que nadie en su sano juicio puede decir que no.

El problema es que no dice cómo ni cuándo y a diferencia de su antecesor en la candidatura, tampoco los firma ante notario. Dos de los 7 me llaman la atención. El 4 referido a que habrá hospitales públicos al cien (sic); ¿qué quiere decir eso? Y el 5, de que ningún bebé nacerá en pobreza extrema. ¿A partir de cuándo? Proponer medidas en las que todos estamos de acuerdo es una fuga hacia la nada. Son las buenas intenciones de las que está sembrado el camino del infierno.

Para un contexto de exigencia los debates entre los candidatos son imprescindibles. Y para eso resultarán por completo insuficientes los 3 programados por el INE. Insisto en que los medios de comunicación pueden promover múltiples debates entre los candidatos y también entre sus asesores de campaña. Para ello hay que romper la camisa de fuerza que la Corte impuso y el TEPJF reiteró en reciente sentencia sobre el tema.

No creo que la igualdad sea norma pétrea en los debates organizados por medios de comunicación o por organizaciones de la sociedad. La autoridad electoral está obligada a ella, por ser eso, autoridad. Pero los medios de comunicación, y otros, tienen la libertad de invitar a dos o tres de los cuatro candidatos, sin otra restricción que hacerlo por sus propios criterios, sin cobrar por ello y abriendo un abanico de combinaciones a lo largo de la campaña. Esto es, pueden y deben tener formatos que admitan todas las combinaciones posibles, salvo el monólogo.

Jorge Alcocer V.

Te puede interesar:

Caso Cienfuegos: México exige pruebas y condiciona a la DEA

El gobierno de México solicitará, por las vías diplomáticas correspondientes, que el Departamento de Justicia …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget // tag tidok