fbpx
A criterio deColumnasUlises Vidal

Mi fea hermosa


Para mis alumnos del 301.

1: Uno deja caer la mirada sobre el amor y puede ver la infamia de la soledad, en la calle el murmullo invertebrado y en la habitación el hueco en donde faltas. Lo mejor está por llegar, uno se repite a cada instante, ya habías aprendido a lidiar con las desgracias, y tienes miedo de cerrar la puerta, de cometer asesinato, de liquidar el amor. Es normal, los héroes sin miedo están muertos, pero dejarse llevar es un suicidio voluntario, como una musa que se mira al espejo y no encuentra el hechizo correcto. El recuerdo se habrá perdido y el olvido lo traerá de vuelta, como aquella vez que acostada miramos la tragedia de nuestra vida.

2: Tengo la sensación de traer un témpano por corazón, y la otra noche que hablamos de lo nuestro se derritió bajo la punta de tus tacones, convirtíendose en gotas, en moléculas de sangre.

3: Ya no estarás en mis poemas extramuros, ni en mis vocales post Pandemia, tu número telefónico se perderá en mi agenda, luces difusas entre fotografías eliminadas, apenas quedará rastro de tus manos arrugadas en mi cuello, se termina el tiempo para imaginar que me buscas, para saber que me quieres, ya el segundero avanza, no tardará mucho en hacernos saber que será nuestra última cita, la última mirada, se acaba el tiempo, nuestra historia tiene fecha de caducidad y estamos llegando a ella, te quedarás en el fluir de tus días, para no perderte en el caudal de mis noches.

4: Será natural que después del eclipse te acordarás de ella, perderse en el trago de ron despues de sepultar el recuerdo, que siempre estará latente entre los pasos que des y los besos que desprecies. El trámite de su olvido cobrará factura a las que lleguen, “Todos a olvidarte”. Te marcarán la sonrisa, y olvidarás y recordarás cada uno de tus días.

5: Te conocí cuando el mundo estaba colapsando, no sé si fue el virus quien te trajo o quien me acercó a ti, estabamos confinados y necesitábamos una bocanada de aire fresco, y llegaste para eclipsar el mar y conjugar la espuma con tu secreto flujo de intimidad, mientras muchos mueren, mientras los que quedan también mueren de llanto, y los océanos con sus olas de pet, la ilicitud con los animales, el racismo y la religion con tanta mierda pronunciada, las democracias fallidas, la caída de los imperios, la bipolaridad de la gente, nada tiene sentido; pero pensar en que puedes heredar a un hijo la lucidez de tus ojos, es lo que me empuja a querer dar vida a tu vientre, me insta a reír a tus espaldas como un loco que escribe tu nombre y flota.
6: Mi fea, pienso en ti como los relojes creen en sus agujas, sé que hay ríos secos y praderas nutridas, y que a tus manos la geografía no escapa, que en tu corazón anida la esperanza de tenerme en segundas vidas y en tu boca se desboca la tristeza de darte por perdida. Mi fea yo ya no sé quién soy cuando te miro, he perdido la forma y la prisa. Te amo con tu frente en ancho, fea, mi fea, tan fea que tu hermosura ha manchado mi camisa…

7: Noto mucha inquietud en los jóvenes por saber en qué carajos se inspira un artista, la respuesta parece clara pero no despeja las dudas de los jóvenes. Algunos creen que baja un ángel de los cielos y que de ahí brota esa conspiración de invisibilidades, esa emancipación del sentimiento a flor de tejido; otros, –muchos de ellos– creen en las musas, esos seres legendarios y mágicos, que aportaban su belleza y naturalidad al arte, estos no están tan equivocados, pero no todo el arte, y sobre todo la escritura, se deriva de una mujer, –aunque debería de ser así–. Picasso decía: La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando. Y tenía razón, cuántos artistas esperan ese grado de inspiración en la sangre, y esperan, y ya cansados de esperar una, dos, tres veces, esperan, y se les va la vida como una ráfaga, y tarde, –lo cierto y lo terrible es que siempre es tarde– se dan cuenta que la vida les fue arrebatada por el tiempo. No sé si existe la inspiración, o por qué se habla de ella solamente en los oficios artísticos (nunca he escuchado hablar que se necesita inspiración para realizar un trabajo de carpintería, o para trabajar de oficinista, o para vender seguros, o para el cajero del banco), la inspiración tal vez se haya confundido con los estados de ánimo, lo cierto es que el oficio de artista, –al igual que los demás– requiere de tiempo y dedicación, requiere de talacha, de las horas nalga que pase el artista, pintando, escribiendo, componiendo… yo no sé si existan las musas como tal, pero sí sé que hay personas importantes, ángeles terrenales que nos incitan a escribir, casi nos obligan, nos demandan unas líneas; al igual que las cosas más triviales de la vida, todo en este mundo demanda líneas; la inspiración es un camino hermoso y fácil, pero mentiroso, es un distractor, es aquello por lo que se da la vida, sin tener más seguridad que la inseguridad de que exista.

8: Merengues: Tu risa disuelve mi miedo. Tu inteligencia es la cuadratura de mí círculo, ayudas con tus ojos para mantener cuerda mi agilidad. Tu calculadora es mi mano a la que le falta un dedo con el que te prevengo de los errores de cálculo. Si nos restamos… todo nos dará igual a cero.

9: Escriban sus comentarios, críticas y más críticas y nada de elogios a: u_vidal@hotmail.com twitter: @Vidal_Evans

Noticias relacionadas

Back to top button