En contra del reloj- Criterio Hidalgo

En contra del reloj

El tiempo avanza y estamos ante el probable colapso económico de más de 6 millones de establecimientos a nivel nacional. Según el Inegi, en el último censo de 2019, estos establecimientos ocupan a 35.4 millones de personas. De esta magnitud son las decisiones que debe tomar el presidente y su equipo de trabajo. Nada puede tomarse a la ligera. Por un lado, la estadística de los probables muertos que ocasionará el virus, pero, por otro, millones de mexicanas y mexicanos que se quedarán sin un sustento para poder alimentarse.

Al día de hoy ya todos somos expertos en epidemiología, opinamos, compartimos y, lo peor, juzgamos sin tener la menor idea de lo que realmente está pasando y sin la información real. Lo que sí es real es que estamos viendo como la economía se hunde en una espiral que arrastrará a todas las micro, pequeñas y medianas empresas del país. Imagínense por lo que están pasando los establecimientos que acaban de abrir en 2019, que son más de 300 mil a nivel nacional y emplean a 628 mil personas. ¿Lograrán sobrevivir la cuarentena?

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

Paralizar las actividades tiene un impacto severo en unidades económicas como el comercio al por menor, que representa 2 millones 72 mil 796 establecimientos y genera 5.8 millones de empleos. Otro sector sumamente afectado es el del turismo, hoteles y restaurantes que generan más de 2 millones 578 mil empleos con más de 635 mil negocios. Si lo ven en números se ve muy frío; piensen en la tiendita a donde compran, en el nombre de quien los atiende, ahora recuerden el restaurante al que les gusta ir o el puesto de tacos o hot dogs en la calle. ¿Cuánta gente creen que trabaja en un hotel, desde el más pequeño hasta los más grandes en Cancún, Mazatlán, Acapulco, Los Cabos, etcétera?

Cientos, miles, millones de personas están perdiendo o a punto de perderlo todo. La crisis económica que se avecina no se va a parecer a nada de lo que anteriormente se había vivido en México y en el mundo. De ahí que cada decisión que se tome no puede ser a la ligera. Esperemos que ante esto las instituciones financieras de nuestro país se solidaricen y así como van a dar prórrogas en los créditos otorgados con anterioridad, también generen condiciones para poder dar créditos con tasas preferenciales que permitan que el país y, sobre todo, las unidades económicas a las que hacíamos referencia con anterioridad puedan salir adelante. No es posible que ofrezcan créditos con tasas de 11 por ciento. Bastante bien les ha ido en sus utilidades en México, que debieran medir su riesgo y prestar a tasas mucho más bajas que incentiven la reactivación económica, aunque esto signifique reducir sus utilidades.

El gobierno, por más que quiera apoyar, no cuenta con todo el capital y la infraestructura necesaria como la que tiene el sistema bancario. Además, va a ser muy lamentable que la propia burocracia del gobierno frene el incentivo de crecimiento o, peor aún, que se quiera aprovechar esta situación para querer crear un clientelismo político para futuras elecciones.

El escenario que se ve venir es muy complejo, esperemos por el bien de la población que pueda frenarse y erradicarse este nuevo virus, vamos en contra del reloj y urge que exista una medicina para tratar a los enfermos, así como la vacuna respectiva

Te puede interesar:

Adultos mayores aglomeran oficinas del Bienestar para cobrar pensión

Por segunda ocasión durante la actual contingencia sanitaria, la delegación en Hidalgo de la Secretaría …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget