fbpx
A criterio deCarlos Loret de MolaColumnas

Diez millones de mexicanos sin medicinas


El IMSS está permanentemente tomando el pulso de cómo va el abasto de medicinas en las farmacias de sus clínicas y hospitales: cuando un derechohabiente llega con una receta y se la surten… o no.

Según fuentes de primer nivel en el gobierno federal, el abasto de medicinas en el Instituto Mexicano del Seguro Social se ha desplomado a niveles mínimos que no se veían hace muchos, muchísimos años: cayó de 98% a 87%.

¿Qué significa esto? Que 13% de los derechohabientes que llegan a las farmacias del IMSS con su receta para pedir medicamentos, se van con las manos vacías. Si consideramos que el IMSS tiene, en números cerrados, 80 millones de derechohabientes, esta crisis podría estar impactando a 10 millones de mexicanos.

Según los datos del propio IMSS, la escasez de medicinas se ha acelerado tremendamente en este sexenio, incluso antes de la pandemia:

Las cifras oficiales de este gobierno hablan de que en los años de 2009 a 2018 (en tiempos del “PRIAN”, diría el presidente), el abasto de medicamentos rondó entre el 96 y el 99%. La administración López Obrador recibió el abasto de medicamentos en el IMSS en 99%. Le tomó poco tiempo despedazarlo: para febrero de 2020, antes de que llegara la pandemia, ya estaba en 89%. Y eso que se considera una “receta surtida” cuando le dan al menos una de cuatro medicinas que pida. Así de cuchareado el índice.

Cuando ya se había desplomado el abasto, el 16 de enero de 2020, el presidente dijo en la mañanera que había presupuesto para “que haya abasto suficiente de medicamentos”. Año y medio después, el 27 de mayo de este 2021, decía: “se están comprando todos los medicamentos, ya están llegando los medicamentos, no van a faltar los medicamentos”.

La realidad. Y la suya.

SACIAMORBOS

1.- Ayer en estas Historias de reportero le informé sobre el caso del abogado Juan Collado. No es el expediente más mediático, pero quizá es el más relevante del sexenio, por las posibles implicaciones y los posibles implicados. Hablamos ayer del planteamiento de que cediera su Caja Libertad a cambio de salir de la cárcel, donde lleva dos años. Me revelan fuentes que habría una notable discrepancia entre lo que él dice que vale la Caja y lo que el gobierno dice que vale: 4,500 vs. 1,700 millones de pesos. Parece que ya entró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores a hacer su propio avalúo. No sé si en el cálculo se moneticen también los personajes que tienen dinero ahí metido y todo lo que logran gracias a la flexibilidad financiera de la institución.

2.- Cuentan que Claudia Sheinbaum fue la que puso a Gabriel García en la guillotina. Que ella se quejó ante el presidente de que su operador electoral y financiero no había hecho bien su trabajo en la Ciudad de México. Platican que García se defendió diciendo que los funcionarios de ella no lo dejaron entrar a la ciudad, ni a él ni a Mario Delgado. Pero el presidente inclinó la balanza por su candidata presidencial… y se fue García de Palacio.

3.- El presidente dice que tiene muchos presidenciables para echar mano en la sucesión del 2024. Hizo su lista: dos expriistas, una expanista, dos experredistas.

Mira las Columnas de Criterio 

Noticias relacionadas

Back to top button