fbpx
A criterio deBertha AlfaroColumnas

¿Te cae, secretario?


¿Es neta?

Es lo que cualquiera se pregunta al leer las declaraciones del secretario de Seguridad Pública del estado negando categóricamente que la inseguridad se esté saliendo de control por el aumento de hechos de violencia generados por los grupos delictivos dedicados al huachicol.

¿Es en serio, secretario?

Los hechos son los de Tepeji, con la detención de un supuesto jefe huachicolero de la región, y la retención en Tulancingo y luego la liberación, todo madreado, del secretario de Seguridad Pública de Metepec, secuestrado a consecuencia del aseguramiento de una camioneta con bidones y el ataque a una camioneta en un camino rural de Cuautepec, donde las autoridades encontraron decenas de impactos de balas y que fue quemada con dos personas en el interior.

¿Todos estos hechos ocurridos en menos de una semana no son para preocupar a las autoridades de Seguridad sobre los ahora llamados generadores de violencia?

El mismo presidente de la República ha mencionado en diversas ocasiones que el mayor problema de huachicoleo ocurre en Hidalgo y tristemente, a pesar de los esfuerzos para combatir este problemón, nada más no hay forma de controlar a los grupos que escudados por algunas personas de las comunidades, pues han convertido en un buen negocio para unos cuantos el robo de hidrocarburos.

No se entiende que, mientras el mismo presidente López Obrador está preocupado por el robo de combustible y las luchas que esta práctica genera, sea el secretario de Seguridad quien asegure que todo está en calma y que no hay bronca.

¿Estás seguro de lo que afirmas, secretario, así muy madres?

La realidad en las calles y sobre todo en los municipios con alta incidencia delictiva a causa de la extracción de hidrocarburo es otra y los ciudadanos, atemorizados, la piensan dos veces antes de salir a la calle, siempre con el miedo de que haya un ataque de los grupos delincuenciales y verse en medio de balaceras, que al parecer cada vez son más recurrentes.

¿En realidad crees que ya les pusieron un alto a los malosos?

Lo cierto es que un ejemplo es lo ocurrido en Tepeji y en Tulancingo, cuando los delincuentes, echados para adelante, desafiaron a las autoridades quemando patrullas y reteniendo al jefe de la Policía.

Sí, secretario, ya sé que detuvieron al supuesto jefe de la banda en Tepeji y en Tulancingo rescataron al jefe de la Policía con vida, se reconocen las acciones, pero queda ahí la duda de quién manda y si es cierto que hay estrategia para enfrentar a los huachicoleros, ¿por qué siguen robando combustible con toda tranquilidad?

Lo malo es que esa actitud soberbia se contagia y ahora fue el alcalde de Tlahuelilpan quien muy orgulloso declaró que el robo de combustible ha disminuido en un 90 por ciento.

¿Estará ciego?

Apenas hace algunas horas se localizó una nueva toma clandestina en su región y algunos elementos de la Guardia Nacional han comentado que a diario encuentran nuevas tomas en la zona.

Seguramente el alcalde tiene otros datos o se hace como el Tío Lolo.

Palabras más, palabras menos.

Después de ver en redes sociales la vida que se da el exdelegado de Liconsa Ernesto Vázquez Baca, a quien con su camiseta de la selección nacional se le vio muy contento en el primer partido de México contra Polonia, echando porras y alentando a los mexicanos, so resta más que pedir al cielo que alguna vez nos toque una delegación como la que le dio el entonces gobernador Osorio a su asistente y que con el sueldo de delegado le permitió a Vázquez Baca  hacerse millonario y poder viajar a Qatar.

Espero sus comentarios. 

 

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button