fbpx
A criterio deBertha AlfaroColumnas

Senadora ninja


Y ya que hablamos de pendejos.

Resulta que en los últimos días nos encontramos en medio de una ola de insultos que van de un lado a otro y todo porque en una evaluación por encimita de lo que ha ocurrido en el Estado, solo atinan a decir que fue por una bola de pendejos que Hidalgo se encuentre en estos momentos con resultados poco favorecedores para una corriente política y entonces, de manera simplista califican a todos como unos pendejos.

Me cae que, de plano, nadie en realidad le ha visto el fondo de la situación actual del Estado y solo remiten a pendejear a todos los que supuestamente no hicieron las cosas bien.

Vayamos por partes.

Cierto es que los políticos de siempre se me apendejaron y en un acto de soberbia ingenuamente pensaron que la tenían ganada y no fue así.

Y ante la derrota, de plano no entienden que no entienden, que repartir culpas y pendejear a todos no va a resolver los problemas del Estado y si va a retrasar el echar a andar la maquinita.

Entiendo que en el corte de caja al final de la administración algunos solo vean las fallas de los encargados de llevar las riendas del gobierno, es casi normal, total hay que chingarse al que ya se va, es lo más fácil, o cuando menos así lo piensan algunos, que construir con inteligencia sobre algunas bases que ya están ahí y mirar hacia adelante.

Eso solo es de grandes, de brillantes, de gente pro, no de mentes que solo ven como símbolo de ganadores, pasar encima de los caídos y andar de nuevo el camino sin valorar lo avanzado.

No estaría de más reconocer que son muchos los aciertos, como la apuesta por la ciencia, como fomentar la inteligencia en la seguridad, como el apoyar a los chavos hacia una educación proactiva, mirar hacia arriba, “imaginémonos cosas chingonas” dijeran por ahí.

Lo más triste del asunto es que se pierde el tiempo en pendejadas de discusiones bizantinas y acusaciones infantiles, cuando lo urgente, lo urgente, es ver cómo chingados le hacemos para que todos vayamos hacia el progreso.

Cierto es que en este momento hay cuentas que deben saldarse, pero no es buscando culpables y pendejeándonos unos a otros como vamos a salir del bache.

Por supuesto es urgente analizar de dónde vamos a partir y con que herramientas contamos, pero si nos vamos a desgastar, insultándonos, nomás no vamos a avanzar.

Parecemos chiquitos acusándonos con nuestras mamás.

Hidalgo ya creció, pero algunos políticos parece que no.

Así que vayamos tomando esa propuesta de participar en la construcción de un nuevo Hidalgo, pero con cosas positivas y no con pendejadas.

Palabras más, palabras menos.

Después de conocer la historia de una joven madre, que fue víctima de su suegra y su ex esposo, nada más y nada menos que la senadora ninja María Merced González González y su criatura un verdadero energúmeno Luis Ramses Flores González, aprovecharon su condición de “poderosos” para golpearla a ella y a su padre para quitarle a su pequeño, solo resta decir, que poca madre de la senadora que representa a Hidalgo y preguntarnos, ¿ese es el tipo de legisladores que queremos?

Esta joven mujer que por años sufrió las humillaciones y maltratos, finalmente agarró valor y denunció penalmente y en redes sociales a su poderosa suegra y a su ex pareja.  

La denuncia ya está en la cancha de las autoridades, vamos a ver si esa preocupación que aseguran las autoridades tener por las mujeres maltratadas es de a verdad o solo de dientes pa fuera. 

 

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button