Limpiar y ordenar- Criterio Hidalgo

Limpiar y ordenar

Estimados lectores, el día de hoy escribiré sobre cómo poner orden en las cosas, comenzando por la casa, mente y emociones. En artículos anteriores abordé el tema de las limpiezas; generalmente las limpiezas de armarios y de casa suelen hacerse en primavera, antes de la entrada del nuevo año para deshacernos de todo lo viejo que tenemos en la casa, desde la ropa, pasando por la alacena, si tienes tu oficina en casa, también, para retirar todo lo viejo y de alguna forma hacer espacio a lo nuevo.

Ahora que estamos, debido a la pandemia, guardados en casa y tenemos tiempo, hazlo, si está toda la familia, incluye a los incluso a los niños es bueno incluirlos, ya que es una importante lección para ellos.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

¿Por qué es importante deshacernos de lo que no usamos durante mucho tiempo, o no nos sirve?  Porque eliminamos lo viejo, lo que no sirve en nuestra vida y esto tiene un componente mental, un componente en el pensamiento: cuando tú sueltas o dejas ir algo, dejas ir también toda la emoción que tiene, la ropa, los zapatos, esos libros, vajillas rotas, cuando lo sueltas la mente se libera de algo; ahora, aquí también se liberan emociones. ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo dejar ir lo viejo? Por un factor que se llama miedo, los seres humanos tenemos el concepto de que cuesta mucho trabajo hacernos de algo en nuestra vida y soltar algo de lo que nos ha costado trabajo tener automáticamente, provoca una resistencia y esa resistencia se convierte en no dejar ir algo.

Yo sé que a veces cuesta, que a veces es muy fácil dar el consejo no pensando que tenemos que comenzar desde nosotros mismos, y es normal, no creas que es algo del otro mundo, es el miedo a perder, miedo a dejar ir un recuerdo. Como cuando un familiar fallece y guardan todas sus cosas en un rincón del armario y ahí están, guardadas, creyendo que con eso tenemos a nuestro familiar ahí, nada más fuera de la realidad; siempre recomiendo que a nivel familiar junten todo lo que tienen en los closets, cajones, debajo de las camas, limpien todos los rincones, saquen cajas viejas, todo lo de la cocina que ya no sirve, junten todo eso y tienen las siguientes opciones:

En el caso de la ropa y zapatos, pueden reciclarla; por ejemplo un vestido que ya no utilices puedes convertirlo en una falda o blusa, por decir, un pantalón que puedes convertirlo en un short, los zapatos si crees que todavía se pueden utilizar puedes ir con un zapatero que le cambie las suelas y utilízalos.

La otra opción es regalar, pero regalar lo servible, ahí puedes enseñar a los niños a regalar la ropa que ya no utilizan, los juguetes, libros, cuadernos y aquí viene la cuestión de valorización, quizá pienses “es que a mí me ha costado mucho”, si es así, pon una venta de garaje y vende lo que tienes acumulado; pero siempre, para que esto pueda ser efectivo, tienes que realmente dejan ir, cuando tú vas a dejar ir una camisa, sea que la vendas, la regales o la tires, lo haces con la idea de dejar ir algo que ya no usabas pero que vendrá algo igual o mejor para tu vida y suéltalo, lo mismo se hace con todo. Y todo lo que tenga más de dos años que no hayas usado, suéltalo. Venimos de una cultura, sobre todo los que tenemos cierta edad, donde las carencias eran tantas que cuando llegaba algo a nuestras manos no lo dejábamos ir por nada, pero creo que a lo largo de estos artículos entendemos un poco más nuestras emociones, nuestra mente, entendemos que tenemos una voluntad y que cuando dejamos ir algo libremente y con gratitud realmente regresa a nosotros. Denle las gracias a ese vestido, a ese libro, a esa vajilla por lo que les ha dado a ti y a tu familia y déjalas ir, no pelees con eso aunque sea un recuerdo de alguien que te lo regalo, el recuerdo del familiar que se fue se guarda en una foto, pero sobretodo en una emoción o sentimiento que nos provocó estando en vida, una emoción agradable, vibrante, que nos hace recordar a la persona como si estuviera hoy aquí, ese es el recuerdo, que cuando partimos queremos que la gente se quede, no cosas materiales, esas van y vienen, si el difunto no se pudo llevar nada, quién te dice que tú sí podrás.

Esa es la pregunta que debes contestarte, una pregunta muy dura y honesta que ojalá todos nos debemos contestar, porque al final ¿qué nos llevamos de aquí? Nada. ¿Quieres llenar un ropero? Primero vacíalo, hagan una lista y den gracias por el uso que les dio ese objeto.

Yo creo que es hermoso cuando aprendemos a compartir, cuando aprendemos a dar y si no véndelo o dónalo, las ONG o fundaciones estarían encantadas de recibir todo lo que tienes en buen estado pero que ya no utilizas, y lo recibirá gente que en verdad lo va a aprovechar mucho más que nosotros.

No seamos derrochadores, recicla las cosas que se puedan reciclar, las que quieras donar dónalas y las que quieras vender véndelas.

Recuerda que cuando tú sueltas y agradeces realmente, tu vida cambia, date esa oportunidad, cambia tu vida, cambia tu forma de ser, cambia tu sentimiento a partir de cambiar la forma de sacar todo lo que ya no sirve primero en tu casa, luego dentro de ti mismo.

Si tienes alguna duda o comentario nos puedes escribir en Facebook Reflexionando ando.

Como siempre, les deseo larga vida, salud y prosperidad.

Hasta la próxima.

Alberto Tristany Zarauza

Te puede interesar:

Atención plena y cómo utlizarla

Queridos lectores, el día de hoy, a partir de este artículo, comenzaré a escribir sobre …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget