fbpx
ColumnasMario Maldonado

‘Encuentran’ los 2 mil mdp, pero siguen sin poder usarlos


El misterio de los 2 mil millones de pesos que el fiscal Alejandro Gertz Manero mostró en un cheque enorme en una conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, en febrero de 2020, fue resuelto, pero sin tener aún el gobierno la disponibilidad del dinero que tanto se ‘cacareó’ como una proeza.

En los últimos días, la FGR reveló información sobre lo que se consideraba una de las más grandes incógnitas de esta administración: el destino de estos 2 mil millones que se recuperaron de un supuesto fraude al Infonavit y que iban a ser utilizados para pagar los premios de la rifa del avión presidencial. La respuesta al acertijo fue sencilla, pero increíble: los recursos están en una cuenta de la familia El-Mann en el BBVA, congelados por un acuerdo de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Resulta que los ministerios públicos de la FGR aún analizan con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores posibles violaciones a la Ley del Mercado de Valores, o a algún otro ordenamiento legal, por parte de los propietarios de Fibra UNO, que omitieron informar a la Fiscalía de su condición financiera cuando se sentaron a negociar el supuesto acuerdo reparatorio.

Se dice que el fiscal Alejandro Gertz Manero se siente engañado por lo que considera una mentira de André y Max El-Mann Arazi; una omisión que lo llevó a hacer prácticamente el ridículo en la conferencia de prensa del 10 de febrero de 2020, cuando se presentó ante el Presidente para entregar el famoso cheque.
En ese entonces, en una de las mañaneras en las que se vio más sonriente al Presidente, se entregó el cheque al director del Indep, Ricardo Rodríguez Vargas, para materializar acciones de bienestar, y se calificó a aquel momento como un suceso que pasaría a la historia. El presidente no se equivocó: esa foto pasó a la historia, aunque no de la manera en la que se esperaba.

Transcurrieron semanas para que el Infonavit hiciera manifiesto su descontento con los planes que se tenían para esos recursos, los cuales habían salido del presupuesto del Instituto y, por lo tanto, debían regresar a su fuente original. El equipo legal del director, Carlos Martínez Velázquez, mantiene una batalla con los ministerios públicos para evitar que, respecto a la familia El-Mann, se resuelva un No Ejercicio de la Acción Penal.

Más tarde, los millones del famoso cheque causaron polémica en el Indep, sobre todo tras la fugaz administración de Jaime Cárdenas, quien determinó que los recursos ofrecidos no tenían acreditado jurídicamente su origen y destino; es decir, tras identificar que no existía un procedimiento para asegurar los bienes, decidió ni siquiera acercarse al banco a preguntar.

Se tienen registros de que el proceso para congelar activos de la familia El-Mann dio inicio en enero de 2020, cuando mediante el oficio 110/F/B/646/2020 se solicitó a la CNBV información sobre sus cuentas bancarias, tanto de estos empresarios como de los hermanos Rafael y Teófilo Zaga Tawil, también socios en la empresa Telra Realty, acusada de defraudar al Infonavit a través del programa de Movilidad Hipotecaria.

La revisión del estatus legal de los hermanos El-Mann y sus finanzas era de carácter obligatorio para el personal de la FGR. Incluso les correspondía completar el trámite de aseguramiento judicial para proceder a aplicar la figura de extinción de dominio, indispensable para hacer uso de los recursos y para transferirlos al Indep.

Ha pasado más de año y medio y pese a lo mediático del caso no se ha podido echar mano de esos 2 mil millones… ¡ni siquiera para enfrentar la pandemia!

Mario Maldonado

Noticias relacionadas

Back to top button