fbpx
ColumnasFin de Semana

El estrés y sus consecuencias


Estimados lectores, esta semana, después de la celebración de nuestras Fiestas Patrias, hablaremos sobre un tema que en estos tiempos de crisis es muy importante y que, además, se ha disparado entre la población: el estrés. Todos podemos saber qué es el estrés, pero ¿en realidad conoces de las consecuencias que produce en tu organismo?

El estrés muchas veces es asociado con algo malo, pero no siempre es así, existe el estrés bueno, que es ese estímulo que todos tenemos, que nos motiva y nos entusiasma, y el estrés malo, que se convierte en una estimulación excesiva o dañina; por ejemplo: cuando pones música para relajarte es bueno, pero si pones la música a todo volumen ya es dañino.

Cualquier cosa que le sucede a una persona, puede ser un inconveniente en el trabajo, un accidente en tránsito o el surgimiento de un pensamiento, produce una consecuencia y hace que se sienta mal, se irrita; en realidad, la consecuencia tiene que ver con la creencia, en medio uno le pone el 10 por ciento de como uno reacciona y el 90 por ciento es cómo lo interpretó.

Hay una manera en que los seres humanos funcionamos que genera mucho dolor y es:

  • La demanda dogmática: no debería haber problemas de tránsito, debería pasar esto o lo otro y no pasa
  • Intolerancia a la frustración: o es como yo diga o no es
  • Nosoportitis: no lo puedo soportar, no existe una dimensión de lo que está pasando

¿Cómo nos podemos dar cuenta si estamos bajo estrés? Una persona que puede tener estrés si presenta los siguientes síntomas físicos:

  • Debilidad
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Temblores o tics nerviosos
  • Insomnio
  • Falta o exceso de apetito
  • Bruxismo (al dormir rechinas los dientes)
  • Diarrea o constipación
  • Taquicardia
  • Sudoración o boca seca

También hay síntomas conductuales, como gente que pelea mucho, que tiende a discutir por todo, o los psicológicos que son:

  • Irritabilidad
  • Excitación
  • Depresión
  • Pensamiento flotante o reiterativo
  • Miedos o susto fácil

¿Cuáles son las consecuencias del estrés?

  • Hipertensión
  • Enfermedad cardiovascular
  • Obesidad
  • Bajas defensas
  • Colon irritable
  • Agravamiento de enfermedades

Uno de los ejes para mejorar es cambiar el debe ser por prefiero. “Yo preferiría que la gente maneje mejor”, al modificar esta demanda dogmática del debe ser por el prefiero, tu creencia se modifica y no vives estresado por absolutamente todo.

La falta de sueño también genera estrés, la cantidad de horas mínima que debe dormir una persona es la cantidad de horas que duerme sin necesidad de poner un despertador. Con esto no es que estés todo el día en cama; si uno tiene 30 o 45 min de déficit de sueño todos los días el cuerpo lo puede tolerar, pero si es una o dos horas todos los días esa falta de sueño genera estrés al organismo. Tomar una siesta de 15 a 30 minutos máximo hace que se recupere tu cuerpo de manera impresionante, si te es posible hazlo.

Lo que debes evitar si tus niveles de estrés son muy elevados son: el café, alcohol, sedantes, cigarro, peleas y gritos.

Puedes practicar relajarte, meditar, hacer ejercicio, aprender a organizarte, jugar a lo que sea que te distraiga de manera moderada, comer bien y compartir tiempo con gente que te brinde paz.

Repite todos los días: “Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que sí puedo, fortaleza para alejarme de lo que no puedo aceptar ni cambiar y sabiduría para reconocer la diferencia entre las tres”.

Recuerda: cada vez que eres capaz de observar tu mente, ya no eres preso de ella.

Espero que este artículo te ayude a modificar y que la práctica te ayude en estos tiempos de crisis y caos.

Si tienes alguna duda o comentario házmelo, saber y con mucho gusto te puedo guiar.

Como siempre, les deseo larga vida, salud y prosperidad.

Hasta la próxima.

 

Alberto Tristany Zarauza

 

 

Noticias relacionadas

Back to top button