fbpx
A criterio deBertha AlfaroColumnas

Cero en conducta


Cuando el Secretario de Seguridad Pública Salvador Cruz Neri afirma que habrá cero tolerancia con la delincuencia, creemos que tiene los elementos en la mano para tal afirmación, porque los ciudadanos ya están hasta la madre de muchas palabras y pocas acciones.

Y es que dos sucesos ocurridos en los últimos dos días seguramente pondrán a prueba tales afirmaciones.

Se trata nada menos de evidencia sobre el comportamiento de las policías que están bajo el mando coordinado, es decir que, si bien son policías municipales, pero cuentan con jefatura perteneciente a la policía estatal.

Resulta que dos casos bochornosos de elementos de las policías del Arenal y Zampoala se dieron a conocer en las redes sociales.

En el caso del Arenal, elementos de la policía municipal fueron grabados cuando detenían con lujo de violencia a un conductor a quien bajaron de su vehículo, lo golpearon, incluso le dieron de patadas y posteriormente se lo llevaron a la barandilla. El comportamiento fue grabado por otros conductores y de inmediato lo subieron a las redes sociales.

Otro caso se presentó con elementos de la policía municipal de Zempoala quienes también, haciendo uso de una fuerza excesiva y con violencia, agredieron a pedradas a los ocupantes de una camioneta y según porque estaban estacionados en un lugar prohibido, también en este caso hubo grabación de la mala conducta de los oficiales. 

En ambos casos parece que estos elementos más que cuidar, están en contra de la sociedad y con su actitud demuestran poco conocimiento del comportamiento que deben tener frente a la población y sobre todo demuestran su ignorancia total de lo que significan los derechos humanos. 

Otra situación por demás preocupantes fue el operativo realizado por las fuerzas federales en el municipio de Cuautepec, donde “según las mismas autoridades” solo era un operativo preventivo debido a que en esta región se han registrado diversos actos delictivos del orden federal relacionados con la extracción ilegal de hidrocarburo, mejor conocido como el huachicol.

Durante el operativo los vecinos de la cabecera municipal estaban aterrados por la movilización del Ejército, la Guardia Nacional, policías municipales y estatales e incluso el municipio tomó la determinación de suspender las clases de educación básica como una medida de prevención por la dificultad de la movilidad en la zona centro.

Ante esta situación donde hay testimonios contundentes de las faltas que cometen los encargados de la seguridad y los constantes operativos en los que tienen que colaborar con las fuerzas federales, el Secretario Cruz Neri no la tiene nada fácil y tendrá que utilizar, como él mismo dice, toda la infraestructura tecnológica y la inteligencia para enfrentar a los delincuentes que han traído jodidos a ciudadanos y autoridades municipales.

Y por otro lado, con valor y huevos, meter en cintura a los elementos que se quieren pasar de culeros y andar fastidiando a la ciudadanía.

Me cae Secretario que se sacó la rifa del tigre, porque aunque usted jure y perjure que no hay delincuencia organizada en la entidad, todo apunta que los delincuentes si están bien organizados y listos para poner a prueba la capacidad de reacción para enfrentar a los malosos.

Así que mejor hay que poner manos a la obra para mantener a Hidalgo en los lugares de seguridad que ha ocupado en los últimos años.

Palabras más, palabras menos.

Un tercer temblor, de verdad que los mexicanos estamos apanicados con tantos sismos y todo en el mismo día.

La naturaleza nos pone de nuevo a prueba y al parecer pasamos el examen y apenas alcanzamos el mínimo aprobatorio.

Hicimos menos tiempo de desalojo que en el simulacro.

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button