fbpx
A criterio deColumnasJessica Blancas

Alivios financieros


Los alivios financieros hacen referencia a las medidas con las que puedes solventar el pago de tus productos bancarios. Se trata de opciones que se ajustan a tu perfil y tus necesidades, teniendo en cuenta las circunstancias por las que atraviesa el país debido al Covid-19.

En cuanto a los subsidios estatales, surgen como un paliativo o apoyo financiero a la población afectada de cada uno de los sectores económicos, con el objetivo de promover determinadas políticas económicas y sociales.

La crisis sin precedentes que vivimos a nivel mundial desde marzo 2020, producto de la pandemia por Covid-19 nos obligó a efectuar cambios radicales en nuestra vida diaria. Uno de los principales retos para todos, ha sido controlar nuestras finanzas personales, tema que en la actualidad ha ganado una mayor relevancia. De igual manera, surgieron los alivios financieros y subsidios estatales para coadyuvar la gran afectación económica que nos afectó a toda la población.

Una vez declarado el estado de emergencia en el país, el gobierno del estado de Hidalgo, buscó aplicar los mecanismos mencionados, los alivios financieros; para sus habitantes otorgando ciertos beneficios en programas y proyectos que apoyaran a la economía familiar, con el fin lograr que todos los afectados por la reducción total o parcial de sus ingresos; provenientes ya fuese de sueldos, servicios profesionales, ventas directas u otros, se beneficiaran con esto.

En Hidalgo, se pusieron en marcha los protocolos de bioseguridad y medidas de prevención de contagios por Covid-19 sugeridos por la Organización Mundial de la Salud y la Secretaria de Salud del gobierno del estado.

Esto llevó al cierre de las empresas y por ende a la suspensión de las labores por parte de la fuerza trabajadora, cierre de escuelas, entre otros; nos obligó a dar nuestro máximo esfuerzo para que la población no cayera en una crisis mayor a la que ya nos encontrábamos. No sé si lo hicimos bien o mal, lo que sé es que, pusimos nuestro máximo esfuerzo, entregamos el corazón, nos comprometimos con el alma y muchos de nosotros nos sensibilizamos ante la pérdida de seres queridos. No fue una experiencia grata por la que pasamos; lo que si sé, es que nos hicimos más fuertes, resilientes, crecimos, mejoramos profesionalmente y como personas.

Económicamente nos estamos recuperando poco a poco, y eso genera un alivio financiero, pero las lecciones que nos dejó esta pandemia fueron: aprender a ahorrar, cuidar nuestra salud, valorar lo poco o lo mucho que tenemos, no solo en cuestión monetaria, sino personal, seguramente este aprendizaje es lo mejor que nos dejó esta crisis financiera.

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button