fbpx
A criterio deColumnasGuillermo Corrales

2024, el primer acercamiento


Por diseño legal, nuestro estado vivió tres años de procesos electorales consecutivos, desde la renovación de los ayuntamientos en 2020, para enseguida ir con las diputaciones locales de 2021 y por último, la gubernatura en este 2022, pasando por ejercicios inéditos de participación ciudadana que se realizaron de manera simultánea, tal como lo fueron la consulta popular de 2021 y la revocación de mandato en 2022. Estos últimos dos ejercicios se realizaron también en todo el país.

En todos estos espacios de expresión y participación política han tenido todo que ver las autoridades electorales, quienes desde la reforma constitucional de 2014 formamos un sistema nacional de elecciones con el Instituto Nacional Electoral (INE) como entidad rectora y los organismos públicos locales electorales, como el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH) siendo responsable de los comicios locales.

Sin embargo, luego de este intenso periodo viene un momento en el que podemos reflexionar sobre las lecciones aprendidas respecto de cómo se organizan los procesos electorales y más allá de las posibles reformas que pueda tener el sistema de elecciones, especialmente aquellas de carácter político y desde el plano nacional, en el Espacio Abierto de hoy hay que referirnos a las áreas de oportunidad desde el aspecto técnico que pueden mejorar la forma de organizar las elecciones en nuestro estado.

Hidalgo fue uno de los dos primeros estados en el país que organizamos procesos electorales locales bajo el contexto de la pandemia de Covid-19, una circunstancia inédita que además representó un enorme reto no solo para el árbitro electoral, sino para los partidos políticos, las personas candidatas y desde luego para la ciudadanía que, como siempre hizo posible la elección.

Uno de los retos que más lecciones y aprendizajes nos dejó y debemos hoy reflexionar todas las personas que estamos involucradas en los quehaceres de la democracia, es el de mejorar y hacer más eficiente el proceso de registro de candidaturas, sobre todo en elecciones como las de los 84 ayuntamientos, donde recordemos que no solo se registra a la persona que aspira a encabezar la presidencia municipal, sino a toda la plantilla integrada por la sindicatura y de acuerdo a la población municipal, un determinado número de regidurías que le acompaña, todas con su correspondiente suplente.

Hablamos de miles de personas que aspiran a obtener una candidatura y a quienes en el IEEH, debemos verificar que cumplan con todos los requisitos legales y de inclusión y acciones afirmativas que correspondan, lo cual representa un esfuerzo titánico que continuaremos realizando, pero que sin duda puede representar una oportunidad de perfeccionar este mecanismo que conviene a autoridades, partidos políticos y personas postuladas.

Tenemos ante nosotros la gran oportunidad de que con el próximo proceso electoral local de 2024 que por cierto será concurrente con el federal, hayamos aprendido de lo vivido en estos últimos tres años y que cada proceso sea mejor que el anterior, porque solo de esa forma acercaremos más a la ciudadanía a las urnas, y en consecuencia al ejercicio plenos de sus derechos político-electorales.

Mira las columnas de Criterio Hidalgo 

Noticias relacionadas

Back to top button